null: nullpx
Huracán Harvey

Por qué Houston no estaba preparada para hacer frente a las inundaciones catastróficas generadas por Harvey

La cuarta ciudad más grande de Estados Unidos es la zona metropolitana de más rápido crecimiento. El crecimiento de la población trae consigo nuevos desarrollos, algunos de ellos en lugares más vulnerables debido a las evaluaciones de riesgo tan permisivas que se hacen. Además la urbe de concreto es un imán natural para las inundaciones. Te contamos por qué.
27 Ago 2017 – 5:50 PM EDT

Más de 20 pulgadas de lluvia han caído sobre la ciudad de Houston a causa de Harvey, generando inundaciones catastróficas en gran parte del área metropolitana. Sin embargo, lo peor aún está por llegar.

¿Estaba la ciudad preparada para estas inundaciones a gran escala?

A decir de expertos, ninguna ciudad cuenta con los sistemas de prevención para hacer frente a fenómenos naturales como un huracán, especialmente si el meteoro permanece por varios días sobre el misma área descargando precipitaciones por un largo periodo de horas. Sin embargo, puede minimizar el impacto que trae consigo un evento meteorológico como este.

De acuerdo con Albert Martínez, meteorólogo de Univision Noticias, "al ser Houston una ciudad con mucho asfalto, mucho concreto y relativamente con pocas áreas verdes, esta humedad no se puede absorver, de modo que el agua se queda en la superficie y solo se puede escapar siguiendo los cursos de las corrientes naturales”, que en el caso de esa ciudad texana, son muy pocas.

De acuerdo a Martínez, uno de los principales causes que sigue el agua que cae sobre Houston es el del río Buffalo Bayou, que va desde esa metrópoli a la Bahía de Galveston. Si caen 20 pulgadas de lluvia o más, como en estos días, no sólo sobre la ciudad sino en toda la región, toda el agua de las precipitaciones tiene una sola vía de escape, lo que automáticamente genera extensas inundaciones.

Evaluación de inundaciones

Desde el punto de vista de la evaluación humana, la explicación del por qué estos eventos de inundaciones severas siguen ocurriendo en Houston -y cada vez parecen afectar nuevos sectores- se orienta, entre otras cosas, hacia la forma en que se estima el riesgo y los criterios que se emplean para delinear los planos de zonas inundables.

De acuerdo con Samuel Brody, director del Centro de Playas y Costas de Texas de la Universidad Texas A&M, las zonas de inundación delimitadas por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) están dadas por parámetros para medir el riesgo que son, de alguna manera, muy permisivos.

En EEUU se usa un marcador de riesgo basado en un índice de inundación a 100 años, lo que significa que cada año hay un 1% de probabilidad de inundación.

Brody indica que esto se hace en parte "porque no queremos restringir el desarrollo, aunque ese desarrollo con frecuencia sea arrasado por las aguas".

Incluso el presidente Donald Trump lo mencionó esta mañana. "¡Wow. Ahora los expertos están llamando a #Harvey una inundación que ocurre una vez en 500 años! Tenemos todo un esfuerzo y vamos bien".

Sin embargo, aún se desconocen los impactos económicos y humanos que las inundaciones podrían tener en el área.

En abril de 2016, Houston atravesó por un episodio de lluvias torrenciales que dejó varios sectores de la ciudad bajo el agua, una decena de muertes y millonarias pérdidas. En ese entonces, Brody dijo que esas inundaciones eran las peores que había visto y que en los años que llevaba estudiando esta problemática no ha visto mejoras.

El huracán Ike, fenómeno que azotó la costa del Golfo de Texas en 2008, fue el tipo de evento que a menudo se describe como una llamada de atención del que se espera que Houston haya tomado notas.

De acuerdo con David Graham de CityLab Latino, la amenaza de que una gran tormenta azote la zona y, en particular, el Houston Ship Channel, el segundo mayor puerto por tonelaje del país, ha sido durante mucho tiempo un escenario de pesadilla para los expertos en desastres, especialmente después de que Ike provocó la muerte de más de cien personas en Estados Unidos y causó 25,000 millones de dólares en pérdidas.

El Condado de Harris, donde se encuentra Houston, es el segundo condado de más rápido crecimiento del país. El crecimiento de la población trae consigo nuevos desarrollos, algunos de ellos en lugares más vulnerables.

Fotos de las inundaciones en Texas: cuando las carreteras se convierten en ríos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés