null: nullpx
Muertes

“No se le dispara a un padre que tiene a su hijo en brazos”: jefe de policía de Houston a sospechosos de matar a un bebé

El comandante Arturo Acevedo llamó cobardes a los responsables de la muerte del bebé Messiah J. Marshall, de 10 meses de edad. Este suceso trágico puso de relieve el grave problema de seguridad en varios complejos residenciales de la ciudad.
16 Jun 2017 – 8:56 PM EDT

HOUSTON, Texas. – Un bebé de 10 meses murió la tarde del miércoles tras ser herido de bala y los responsables del crimen aún se encuentran prófugos.

El comandante de la policía de Houston, Arturo Acevedo, ofreció una conferencia de prensa este jueves en la que solicitó ayuda ciudadana para dar con los sospechosos, tres jóvenes de la raza negra.


“No hay nada que odiemos más los agentes del orden que tener que atender casos de muertes de niños”, dijo Acevedo.

El hecho ocurrió el pasado martes cuando la víctima se encontraba con su padre afuera del apartamento donde residen.

“El padre estaba saliendo de su apartamento con el bebé (en brazos) cuando tres sospechosos se acercaron y uno de ellos, que vestía una camiseta blanca, sacó una pistola y empezó a disparar”, dijo el sargento Mark Mark Holbrook, quien estuvo presente en la escena del crimen y recogió las primeras versiones del hecho.

En medio del pánico, el hombre corrió con su bebé hasta una gasolinera. Un testigo grabó el momento cuando el chico llegó con su hijo, lo descargó en el suelo y empezó a pedir ayuda. Una persona que estaba en el lugar llamó a una ambulancia, pero ya era tarde. El bebé fue declarado muerte en el lugar.

El incidente ocurrió dentro del complejo de apartamentos Nob Hill, en el suroeste de Houston, un lugar donde hay serios problemas de seguridad, con presencia de “pandilleros y matones” que atemorizan a la comunidad, según las declaraciones de Acevedo.

“Para mi estos (tipos) que mataron al bebé son unos cobardes… No se le dispara a un padre que tiene a su hijo en brazos”, dijo el comandante visiblemente molesto con la situación.

Acevedo dijo que está mal que pandilleros se disparen entre sí, pero considera “indignante que esos pandilleros (y cree que fueron pandilleros) maten a un bebé” por lo que prometió que los perseguirá hasta atraparlos.

“Si eres uno de los tres sospechosos, pero no disparaste, es mejor que denuncies a quien lo hizo y trates de llegar a un arreglo con la justicia, de otra manera vas a ser tan culpable como quien disparó”, advirtió el jefe policial a los cómplices del tiroteo.

Violencia, crimen e intimidación en complejos habitacionales


Justo antes de que pasara la tragedia con el bebé Messiah J. Marshall el comandante de la policía Arturo Acevedo estaba coordinando con su equipo de oficiales una estrategia para identificar y recuperar complejos habitaciones de Houston que han sido tomados por la delincuencia.

Los apartamentos Nob Hill, donde ocurrió el tiroteo que mató al infante, hace parte de un grupo de conjuntos residenciales en donde, según el jefe Acevedo, los residentes, en su mayoría gente buena, están secuestrados en sus propios apartamentos por “pandilleros y matones”.

“He lidiado antes con complejos habitacionales de este tipo, donde los niños no pueden salir a jugar y se tienen que esconder y donde las familias buenas viven con miedo. Vamos a empezar a recuperarlos uno por uno, puede que nos tome semanas o meses, pero lo vamos a hacer”, dijo.

Acevedo instó a la comunidad a que denuncie y no se deje intimidar más por los delincuentes. “Pueden vivir con el miedo o pueden tomar acción, denunciar y ayudar a la policía para liberarlos de estos matones”.

Vea También:


En Imágenes: Las muertes de menores que más han conmovido a la comunidad de Houston

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés