null: nullpx
Criminalidad y Justicia

Acusan de asesinato al primo de niña hispana que fue hallada muerta en un pozo

Gustavo Zavala, primo de Kayla Gómez y presunto autor del crimen, permanece encarcelado en la prisión del condado Smith en Texas con una fianza de 10 millones de dólares.
8 Nov 2016 – 11:03 PM EST

DALLAS, Texas - Mientras los residentes de los poblados de Tyler y Bullard en Texas siguen conmocionados con la noticia de la muerte de Kayla Gómez, de 10 años, las autoridades del condado Smith confirmaron la tarde de este lunes que el único sospechoso del crimen, Gustavo Zavala, fue imputado con cargos de asesinato en primer grado.

El presunto autor del homicidio, quien según las autoridades es primo de la víctima, continúa encarcelado en la prisión del condado Smith y se le fijó una fianza de 10 millones de dólares.


El crimen de la niña Kayla Gómez estremeció a una pequeña población de Texas

Loading
Cargando galería

Hasta ahora se desconocen los motivos que tuvo Zavala para haberle quitado la vida a la pequeña. El acusado tenía historial criminal en ese mismo condado, donde recibió dos cargos de asalto agravado en 2014, además de una deportación.

Kayla Gómez fue reportada como desaparecida el martes 1 de noviembre. Según los informes iniciales de las autoridades, la menor asistió con su madre a una ceremonia religiosa en la iglesia Bullard First Assembly. La niña fue vista por última vez a las afueras de la iglesia donde, según se indicó, esperaba a su madre.

Los detectives que investigaban la desaparición de la menor dieron con una pista que los condujo a una vivienda ubicada en la carretera FM 2493 en el condado Smith. Tras conseguir una orden para registrar la propiedad, los investigadores pudieron realizar una búsqueda exhaustiva y fue así como lograron ubicar el cuerpo de la víctima en el fondo de un pozo de agua. La vestimenta y las características del cuerpo hallado correspondían con la descripción que las autoridades tenían de Kayla Gómez.

El cuerpo fue recuperado del pozo la madrugada del domingo con la asistencia de un equipo especilizado de los bomberos de Tyler, quienes son expertos en rescates en espacios confinados.

Las autoridades del condado Smith enviaron el cadáver al Instituto de Ciencias Forenses del Sur de Dallas, donde se logró confirmar que se trataba de la niña desaparecida.


Autoridades escolares de la primaria Dr. Bryan C. Jack, escuela a la que asistía Kayla, han dispuesto consejeros adicionales para ofrecer servicios psicológicos a los estudiantes y empleados que lo requieran. Ningún representante de la escuela quizo realizar declaraciones este lunes, primer día de clases en la primaria desde que se conoció la noticia de la muerte de la pequeña. En un comunicado, que habían emitido previamente, pidieron oraciones para la familia de la víctima.

Los servicios fúnebres de la menor se realizarán el miércoles 9 de noviembre a partir de las 2:00 de la tarde en la iglesia metodista de Tyler y después se procederá con el sepelio en el cementerio Rowland.


Lea también:

Publicidad