null: nullpx
Juicios

Tres policías de Chicago acusados de conspirar para ocultar información sobre el caso Laquan McDonald se declaran no culpables

Los oficiales fueron liberados bajo palabra y comparecerán de nuevo en corte el próximo 29 de agosto.
10 Jul 2017 – 03:24 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

CHICAGO, Illinois. Tres agentes de policía de Chicago se declararon no culpables de conspirar para encubrir al oficial Jason Van Dyke, quien en 2014 disparó 16 veces contra el adolescente afroamericano Laquan McDonald.

El detective David March, de 58 años, y los oficiales de patrulla Joseph Walsh y Thomas Gaffney, de 48 y 43 años de edad respectivamente, realizaron su primera aparición en corte este lunes tras ser acusados en junio pasado de conspiración, mala conducta y obstrucción de la justicia.

"Todos nos hemos declarado no culpables de los cargos. Estamos muy conscientes de que este caso tiene un gran interés público, hay mucha emoción involucrada, eso es comprensible", dijo Tom Breen, el abogado de Walsh a ABC 7. "Esperamos que al final del día recibamos una audiencia justa".

De acuerdo con Patricia Brown Holmes, fiscal especial del caso, los tres oficiales estaban en la escena el 20 de octubre de 2014, cuando el oficial Jason Van Dyke disparó contra McDonald.

Para la fiscal especial, los tres policías –así como Van Dyke– conspiraron en las primeras horas y días siguientes al tiroteo “para ocultar la verdad de los acontecimientos que rodearon el asesinato de Laquan”.

“La acusación deja claro que los agentes hicieron algo más que obedecer un ‘código de silencio’ extraoficial, mintieron acerca de lo ocurrido para evitar que investigadores criminales independientes supieran la verdad", dijo Brown Holmes en un comunicado.

De acuerdo con la acusación, los oficiales habrían realizado declaraciones falsas y omitieron información sobre lo que sucedió la noche en la que el adolescente afroamericano de 17 años murió por la descarga del policía.

Van Dyke, de 37 años, declaró que temió por su vida cuando disparó 16 veces en menos de 15 segundos contra McDonald. Al declararse inocente de seis cargos de asesinato en un tribunal en diciembre de 2015, aseguró que el adolescente se habría acercado amenazante con un cuchillo.

No obstante, en un un video que se dio a conocer 13 meses después de lo ocurrido, se ve a McDonald alejarse del policía.

De acuerdo con la acusación, Gaffney, Walsh y Van Dyke presentaron informes policiales "casi idénticos" que contenían información falsa.

También alega que los acusados conspiraron al no localizar, identificar y entrevistar a por lo menos tres testigos y que tampoco preservaron videos y fotografías que podían servir como evidencia del caso.

Antes de la audiencia, la jueza Mary Brosnahan se recusó del caso y la jueza Diane Cannon liberó bajo palabra a los oficiales y ordenó que se les tomarán las huellas dactilares.

La liberación bajo su propio reconocimiento permite que los acusados sean puestos en libertad sin necesidad de fianza, pues se considera que comparecerán voluntariamente a su próxima cita en el tribunal.

Si son condenados, los agentes podrían enfrentar una pena que incluye varios años en prisión.

Los tres oficiales comparecerán de nuevo en corte el próximo 29 de agosto.

Van Dyke es el primer oficial de la Policía de Chicago en ser juzgado por asesinato en primer grado en los últimos 35 años. Está a la espera de su juicio.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés