null: nullpx
Demandas

Testigo del tiroteo de Laquan McDonald demanda a la Policía de Chicago y alega que fue presionada para que cambiara su versión

De acuerdo con Alma Benitez, quien se encontraba cerca de la escena cuando sucedió el tiroteo, los policías la presionaron para que se “retractará u olvidara lo que había visto”.
29 Sep 2016 – 4:20 PM EDT

CHICAGO, Illinois. Alma Benitez, quien fue testigo del tiroteo en el que perdió la vida Laquan McDonald, presentó este jueves una demanda federal en la que alega que fue presionada por la policía de Chicago para que cambiara su versión de los hechos.

De acuerdo con el Chicago Tribune, Benitez narra que el pasado 20 de octubre del 2014, ella se encontraba cerca de un Burger King cuando ocurrió el tiroteo en el que perdió la vida el adolescente afroamericano de 17 años a manos del policía Jason Van Dyke, quien le disparó 16 tiros en menos de 15 segundos.

Según lo que relata Benitez, ella fue una de las personas entrevistadas por cadenas de televisión en la escena y les contó a los medios que según lo que ella había visto, McDonald no era una amenaza para el policía y que el tiroteo no era justificado.

Según el Tribune, la demanda alega que una vez que la policía se dio cuenta de que la mujer había tratado de grabar el incidente, le pidieron que entregara su teléfono y los acompañara al cuartel general de detectives, donde fue detenida por más de seis horas.

Cuando Benitez contó a las autoridades lo que había visto, ellos le dijeron que el video que habían grabado las cámaras de las patrullas contradecía su versión de los hechos.


De acuerdo con la demanda, los policías la presionaron para que se “retractará u olvidara lo que había visto”.

De acuero con ABC 7, los oficiales trataron de “ver, extraer o remover” lo que ella hubiera grabado con su celular. Sin embargo, de acuerdo con Amanda Yarusso, la abogada de Benitez informó que la mujer no tuvo éxito grabando el incidente porque su celular no estaba cargado.

La demanda también acusa a varios oficiales de escribir falsos reportes con lo que los testigos reportaron.

Oficiales escribieron que McDonald los había amenazado con un cuchillo antes de que Van Dyke abriera fuego, versión que no coincide con lo que se ve en el video del incidente que se dio a conocer un año después y un mes después del tiroteo por presiones de un periodista independiente.

La ciudad de Chicago llego a un acuerdo económico con la madre de Laquan McDonald por 5 millones de dólares para resolver el caso.

Jason Van Dyke ha sido acusado de asesinato en primer grado y a principios de esta semana, se reunió el gran jurado, integrado por 16 personas, que escucharán la evidencia que pesa sobre varios agentes de policía que han sido acusados de mentir sobre lo que sucedió en el tiroteo.

Lea también:


Más contenido de tu interés