Delitos Cibernéticos

Piratas cibernéticos habrían tenido acceso a información de 200,000 votantes de Illinois

El FBI detectó ataques informáticos a los sistemas de registro de votantes en Illinois y Arizona. Es posible que los 'hackers' accedieran a los últimos cuatro números del Seguro Social de los electores.
29 Ago 2016 – 5:38 PM EDT

CHICAGO, Illinois.- La junta Electoral de Illinois confirmó que hubo un ataque cibernético contra el padrón electoral estatal que podría haber afectado a unos 200,000 electores. En Arizona las autoridades también detectaron la actividad de piratas informáticos en sus registros aunque más limitada.

De acuerdo con el Chicago Tribune, oficiales electorales informaron que el ataque cibernético habría sucedido a finales de junio y el personal del registro electoral se dio cuenta del hecho a principios de julio.

Ken Menzel, Consejero General de la Junta de Elecciones de Illinois informó que no se añadió, borró o alteró información de los votantes registrados. Tampoco creían que los hackers hubieran tenido acceso a la historial de voto de los electores o su firma.

Información confidencial

No obstante, es posible que los piratas hubieran tenido acceso a cierta información como los últimos cuatro dígitos de los número de Seguro Social así como los números de licencias de conducir.

Después de este ataque cibernético y de otro intento contra el registro de votantes en Arizona, el FBI mandó una alerta mes para advertir a otros estados sobre posibles ataques.

El ataque ha despertado atención puesto que en menos de tres meses Estados Unidos celebrará elecciones presidenciales.

De acuerdo con el Tribune, Menzel dijo que existe una "sospecha razonable" de que este ataque pudiera haber sido iniciado en el extranjero, un extremo al que apuntó Matt Roberts, portavoz de la oficina de la Secretaría de Estado de Arizona.

Roberts indicó al diario USA Today que las autoridades creen que la intrusión procede de un 'pirata' ruso.

Ataque más limitado

El portavoz confirmó que el FBI notificó sus sospechas del ataque y durante varios días cerraron el sistema por precaución, aunque no hay evidencias de que la información de los 3.4 millones de votantes de este estado corrieran peligro.

Según explicó, el ataque en Arizona fue más limitado e incluyó la introducción de un virus en la computadora de un empleado, pero los investigadores no encontraron evidencias de que se hubieran extraído datos.

Rusia está bajo sospecha por la filtración de mails durante la Convención Nacional Demócrata, algo que ha sido rechazado por el gobierno de Vladimir Putin.

Lea también:


Más contenido de tu interés