null: nullpx
Pena de muerte

Petición para liberar a Rodney Reed se acerca a dos millones de firmas

Reed lleva casi 22 años en prisión y ahora está a solo días de su ejecución. Su caso está atrayendo la atención de una creciente lista de celebridades que esperan persuadir al gobernador de Texas para que lo libere.
7 Nov 2019 – 10:08 AM EST

BASTROP, Texas - En dos semanas Rodney Reed será ejecutado por el asesinato en 1996 de Stacey Stites, de 19 años, en el condado de Bastrop. Su caso ha consternado a famosos como Oprah, Kim Kardashian y una gran cantidad de organizaciones humanitarias. Ahora una petición para liberarlo llegó a 1.8 millones de firmas.

La petición, que se lanzó en FreeRodneyReed.com, ha sido compartida por artistas como Rihanna, T.I. y Meek Mill. Todo esto se produce cuando un grupo bipartidista de legisladores de Texas le pidió al gobernador de Texas, Greg Abbott, esta semana que le otorgue a Reed un aplazamiento.

También en la lista de personas que creen que Reed puede no haber cometido el crimen incluyen líderes de la fe cristiana. El pasado martes, el obispo Joe S. Vásquez, de la diócesis de Austin, pidió que se detuviera su ejecución.

Hasta el momento, el gobernador Abbott no ha hecho declaraciones públicas sobre el caso. A pesar de la creciente presión, los fiscales han respaldado su caso, veredicto y evidencia presentada en el juicio.

Reed, de 51 años, fue condenado por violar y matar a Stites. El cuerpo de la víctima fue encontrado al lado de una carretera remota en un pequeño pueblo del centro de Texas.

Durante aproximadamente un año, el asesinato de Stites quedó sin resolver. Reed fue arrestado y acusado cuando los investigadores lo vincularon con fluidos encontrado en el cuerpo de la víctima. Reed había estado bajo investigación por otra presunta agresión sexual.

Más tarde, Reed afirmó que él y Stites habían tenido una relación íntima consensual y que había estado con ella el día antes de que la encontraran muerta. Durante su juicio, los fiscales lo descartaron como una mentira. Pero Reed afirma que vio a Stites un par de veces a la semana, pero tuvo que mantener su relación discreta porque él es afroamericano y ella blanca.

Reed no solo mantiene su inocencia, afirma que Fennell, el entonces prometido de Stites, es el verdadero asesino.

Kim Kardashian llora al ver una película sobre una injusticia penal y expresa su apoyo a un condenado a muerte

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés