Inmigración

La liberación de un pandillero en Texas genera roces entre ICE y la alguacil Sally Hernández

La agencia migratoria acusó a la alguacil de haber liberado a Julio César Mendoza Caballero, a quien señalan de ser pandillero, sin antes notificarle. Hernández refutó esa versión este miércoles.
20 Jul 2017 – 1:25 AM EDT

AUSTIN, Texas. – La liberación de un supuesto pandillero indocumentado de una cárcel en la capital de Texas ha desatado una nueva controversia entre el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) y la alguacil del condado de Travis, Sally Hernández.

En un comunicado publicado este martes, ICE acusó a la sheriff de haber dejado libre a Julio César Mendoza Caballero, de 33 años, sin antes notificárselo a la agencia migratoria, que busca deportarlo por sus supuestos lazos a una pandilla y por haber sido expulsado del país ya cuatro veces. ICE había enviado una solicitud de detención ('detainer') a la cárcel pidiendo que se le notificara sobre la liberación del inmigrante con al menos 48 horas de anticipación.

La alguacil refutó la versión de ICE este miércoles, diciendo que sí notificó a la agencia migratoria antes de liberarlo.

"El Servicio de Inmigración y Aduanas anunció falsamente que la cárcel del condado Travis dejó en libertad a Julio César Mendoza Caballero ‘sin notificar a ICE’. En realidad, ICE fue notificado del rechazo a su solicitud de detención ('detainer') el 16 de junio a las 2:41 de la tarde", aseguró la oficina de Hernández en un comunicado, agregando que envió la notificación a la rama de ICE en Austin y a cuatro funcionarios de la agencia.

La sheriff afirmó que Mendoza Caballero fue liberado seis horas luego de que notificaran a ICE sobre el rechazo a su pedido de detención. Alegó también que le solicitó a ICE algún documento judicial que justificara mantener a Mendoza Caballero detenido, pues un juez ya había ordenado su liberación bajo fianza. Asegura que no lo recibió.

ICE respondió a la sheriff con un segundo comunicado, diciendo esta vez que sí recibió la notificación del rechazo, pero que nunca se le indicó la hora y fecha de liberación del inmigrante.

"Tras el rechazo del pedido de detención (detainer) por parte de la oficina de la alguacil, ICE le pidió reconsiderar su decisión de rechazar el pedido, enfatizando nuevamente el historial criminal y los lazos pandilleros de Mendoza Caballero. Sin embargo, a pesar del pedido, la oficina de la sheriff de Travis no notificó a ICE sobre la liberación inminente de Mendoza Caballero, lo que le hubiera dado a la agencia la oportunidad de detener y deportar a este peligroso criminal extranjero", explicó una portavoz de la agencia.

La oficina de la sheriff refutó también este segundo comunicado, diciendo que no recibió una apelación de ICE tras notificarle que habían rechazado el 'detainer'. "No tenemos registro de ninguna correspondencia o llamada de la agencia en la cual nos comunicaran información adicional del reo y tampoco tenemos registro de una apelación en la que nos pidan reconsiderar el pedido de detención", dice

ICE finalmente detuvo a Mendoza Caballero el viernes pasado, un mes después de su liberación, en una casa en Austin. Ahora el sujeto enfrenta nuevos cargos criminales por haber regresado al país de forma ilegal, según informó la agencia migratoria.

Una creciente pelea

La controversia sobre el cumplimiento de los pedidos de ICE no es nueva. De hecho, el gobernador de Texas, Greg Abbott, lleva meses peleando con Hernández para que elimine sus políticas que limitan la cooperación del condado de Travis con la agencia migratoria.

ICE envía los llamados 'detainers' a cárceles en todo el país, pidiendo que se le notifique cuando un presunto criminal será liberado para que la agencia tenga tiempo para tomar custodia del individuo.

Estas solicitudes son de cumplimiento voluntario, pues son aprobadas por funcionarios migratorios y no por un juez. Y varias jurisdicciones han comenzado a rechazarlos luego de que al menos nueve cortes encontraran que cumplirlos puede violar los derechos constitucionales de un detenido, en especial si son enviados por equivocación por ICE para mantener detenidas a personas que están legalmente en el país.

A partir de septiembre, cuando sea implementada en Texas la ley estatal SB4, el incumplimiento de un 'detainer' por parte de líderes como Hernández se convertirá en un delito menor.

Las dos versiones

Los voceros de ICE y de la sheriff de Travis coinciden en varios hechos, entre ellos que ICE le había pedido a la alguacil que le avisara antes de dejar libre a Mendoza Caballero, y que la sheriff lo liberó bajo fianza en la noche del 16 de junio tras rechazar el pedido de ICE.

Pero la alguacil sostiene que ICE intentó dañar su reputación al informar en su comunicado inicial que ella no había notificado a la agencia sobre la liberación de Mendoza Caballero. “Es desafortunado que, una vez más, ICE haya presentado información incorrecta en lo que parece ser un intento de avergonzar públicamente a las agencias con las que está en desacuerdo”, se lee en el comunicado de la oficina de Hernández. "Una simple llamada o correo electrónico pudo haber aclarado el error en privado y de forma profesional", agrega el mismo.

Mendoza Caballero fue ingresado en la cárcel del condado Travis en junio por un cargo menor de agresión que causó lesiones corporales y una violación a la ordenanza de la ciudad.

A principios de este año, la alguacil del condado Travis, Sally Hernández, anunció que limitaría su cooperación con las autoridades federales de inmigración y que solo retendría a sospechosos que enfrentaran cargos graves. Su decisión fue interpretada como un desafío por parte del gobernador Abbott, quien la acusa de fomentar políticas santuario e incluso llegó a amenazar con destituirla.

Patricia Soto colaboró con esta nota.

Vea También:

12 líderes texanos que tienen una posición favorable frente al tema de la inmigración

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés