null: nullpx
Política

Empresas y líderes políticos de Georgia enfrentados por la reforma de la ley electoral

Tras la aprobación y firma de la ley electoral de Georgia se ha generado un campo de batalla político y económico en el estado, por una parte líderes republicanos enfrentados contra las empresas que rechazan los cambios electorales que restringen el derecho al voto, y por el otro, líderes defensores de los derechos de los votantes llaman a boicotear a empresas que no se pronuncien contra la ley. Empresas como Coca-Cola, Delta Airline y Major League Baseball han fijado posición contra la norma.
6 Abr 2021 – 03:03 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

La recién aprobada y firmada reforma electoral en Georgia han generado desencuentros entre multinacionales con sede en Atlanta como Coca-Cola y Delta Airline, y dirigentes republicanos y defensores del derecho al voto.

El proyecto de ley, conocido como SB 202, aumentará las restricciones de voto para los georgianos al exigir identificación para las boletas por correo, reducirá la ventana para la votación anticipada y en ausencia, limitará el número de urnas electorales y prohibirá el suministro de alimentos y agua a los votantes que esperan en línea, y traspasando el control sobre las reglas electorales locales a la legislatura estatal, entre otros cambios.

Antes de la aprobación del proyecto de ley de Georgia, pocas corporaciones comentaron directamente sobre el proyecto de ley, con la excepción de Salesforce y Patagonia.

Algunos, como Coca-Cola, Delta Air Lines y Home Depot, se mostraron reticentes debido a sus vínculos laborales con la región; sus operaciones corporativas a menudo se ven afectadas por decisiones tomadas por el cuerpo legislativo de Georgia.

Sin embargo, durante la semana pasada, marcas estadounidenses prominentes, desde Major League Baseball que cambió a Atlanta como sede del Juego de las Estrellas, hasta Coca-Cola, condenaron públicamente la aprobación de la ley y, más ampliamente, los esfuerzos generales de supresión de votantes.

La protesta corporativa es en parte una respuesta a la acción colectiva de los activistas por el derecho al voto y una carta escrita por un grupo de destacados ejecutivos de negocios de afroamericanos.

Liderados por Kenneth Chenault, ex director ejecutivo de American Express, y Kenneth Frazier, director ejecutivo de Merck, 72 líderes empresariales negros firmaron una carta que instaba a las empresas estadounidenses a "oponerse pública y directamente a las nuevas leyes que restringirían los derechos de Votantes negros”, según el New York Times.

La carta no lanzó críticas a ninguna compañía o ejecutivo específico, y algunos de los firmantes corporativos anteriormente no tomaron una postura pública sobre la ley, Sin embargo, Frazier le dijo al New York Times que esperaba que la carta aliente a las empresas a hablar en contra de docenas de proyectos de ley similares en otros estados.

Los defensores del derecho al voto también han impulsado un boicot nacional de los consumidores a las marcas que no adoptaron una postura activa contra la legislación de Georgia.

Si bien las empresas manifestaron su apoyo a los “derechos de los votantes” generales cuando se les presionó, pocas hicieron declaraciones explícitas hasta que fue demasiado tarde.

Coca-Cola y Home Depot, el empleador más grande del estado, le dijeron anteriormente al Washington Post que sus empresas están “alineadas” con el comunicado emitido por la Cámara de Comercio de Georgia a mediados de marzo, que expresó preocupación por las restricciones propuestas en el proyecto de ley SB 202.

Mientras tanto, Delta, que tiene su centro más grande en Atlanta, se ha encontrado en un aprieto entre los intereses de los consumidores y los legislativos.

El hashtag #BoycottDelta comenzó a ser tendencia a fines de marzo después de que se reveló que la aerolínea tuvo un papel en la elaboración de SB 202 con la ayuda de su equipo de cabildeo.

El CEO Ed Bastian también elogió la aprobación de la ley antes de retroceder en su declaración inicial. En una declaración pública revisada, Bastian enfatizó que "el proyecto de ley final es inaceptable y no coincide con los valores de Delta", y agregó que "todo el fundamento de la [SB 202] se basó en una mentira: que hubo un fraude electoral generalizado en Georgia en el Elecciones de 2020.

En respuesta a esta condena corporativa generalizada, miembros abiertos del Partido Republicano criticaron a las marcas por ponerse del lado de "la izquierda despierta". “Les gusta nuestra política pública cuando hacemos cosas que los benefician”, dijo el presidente de la Cámara de Representantes del estado de Georgia, David Ralston. “No alimentas a un perro que te muerde la mano. Tienes que tener eso en cuenta a veces".

Delta ahora está siendo tratado como un perro que muerde; La Cámara controlada por el Partido Republicano de Georgia votó a favor de revocar la exención fiscal del combustible para aviones de la compañía, algo que también hizo en 2018 como represalia política, informó CNN .

Algunos legisladores republicanos también pidieron prohibir todos los productos de Coca-Cola en sus oficinas en una carta a la Asociación de Bebidas de Georgia, citando la "decisión de Coca-Cola de ceder a la presión de una cultura de cancelación fuera de control”.

Te Puede Interesar

Cargando Video...
MLB cambia de sede el Juego de Estrellas que se realizaría en Atlanta en rechazo a la reforma electoral en Georgia
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés