null: nullpx
Inmigración

Sheriff del condado Maricopa en Arizona afirma que no será brazo de autoridades migratorias

Paul Penzone terminó la cooperación con ICE en sus cárceles, una política que mantuvo su antecesor Joe Arpaio. ICE lamentó la decisión.
21 Feb 2017 – 4:50 PM EST

PHOENIX, Arizona. - En medio de un clima de incertidumbre y temor, en la comunidad latina, ante las políticas implementadas por la administración Trump, el sheriff del condado Maricopa, Paul Penzone, afirma que su oficina no será un brazo de las autoridades migratorias.

Después de años de hostilidad con los inmigrantes indocumentados en el condado Maricopa, cuando en cabeza del exsheriff Joe Arpaio se convirtió en una máquina de deportación con la mayor población de inmigrantes en sus cárceles que cualquier otro condado del país, Penzone anunció que en las prisiones de MCSO las personas liberadas no esperarán más tiempo del establecido para ser entregados a la oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE).

El sheriff Penzone afirmó que todos los detenidos, residentes legales o no, serán liberados de la cárcel cuando cumplan el período de tiempo para la detención autorizada, por la ley del estado de Arizona.

Hasta el viernes pasado, la cárcel tenía una 'cortesía de detenciones' para el gobierno federal, reteniendo a las personas hasta 48 horas más debido a su caso criminal, mientras iniciaban los procedimientos de deportación.

A través de un comunicado, ICE lamentó la decisión y afirmó que está comprometido a utilizar su autoridad en el cumplimiento de la ley, con los recursos y herramientas disponibles.

“El reciente anuncio de la Oficina del Sheriff del Condado de Maricopa (MCSO), indudablemente, dará como resultado que los inmigrantes criminales sean liberados a la calle, lo cual es una preocupación importante para los ciudadanos de este condado. MCSO ha implementado una política que sin duda resultará en que inmigrante peligrosos regresen a las calles para víctimizar nuevamente a los ciudadanos inocentes de esa comunidad”, señala el comunicado.

Además, afirma que la nueva política genera un riesgo adicional para los oficiales de ICE porque los equipos de operaciones de fugitivos necesitarán arrestar a inmigrantes criminales afuera de la seguridad que les da hacerlo en una cárcel.

"Este repentino cambio en la postura es lamentable", dijo Enrique Lucero, director de la oficina de deportaciones de ICE en Phoenix.

La agencia afirmó que continuará colaborando con las agencias policiales en el área de Phoenix, incluyendo la Oficina del Sheriff del Condado de Maricopa, para asegurar que las personas que puedan representar una amenaza a las comunidades no sean liberadas y enviadas a la calle para potencialmente reincidir.

El sheriff Penzone afirmó que por órdenes de cortes federales su oficina está limitando las acciones en esa área, dijo que no pueden, ni están dispuestos a unirse al programa federal 287 (g) e instó a los residentes, independientemente de su estatus migratorio, a denunciar si son víctimas o testigos de crimines porque están protegidos por la ley", dijo Penzone a Univision Noticias. Explicando que sus oficiales no inician contacto con una persona por el estatus migratorio porque no es permitido hacerlo.

"Nuestro trabajo es promover la seguridad pública, nosotros por órdenes judiciales federales estamos restringidos, no tenemos esa autoridad", afirmó el sheriff.

El oficial señaló que es muy importante generar confianza en la comunidad para que reporten crímenes si son víctimas o testigos de crímenes sin importar el estatus migratorio.

Según el sheriff, sus oficiales no realizarán redadas, ni incursiones a lugares de trabajo como las realizaba su antecesor en restaurantes u otras instalaciones donde pueden haber personas que no representan una verdadera amenaza a la seguridad.


Uno de los temas controversiales que enfrenta Penzone es la continuídad de la llamada Ciudad de las Carpas o Tent City, creada por el exsheriff Arpaio donde los presos permanecen al aire libre y vestidos de rosado. El oficial tendrá la evaluación sobre este lugar en los próximos días y tomará una decisión sobre si la cierran o continúa.

“Ellos [el comité creado para evaluar la cárcel] ya están recibiendo las observaciones iniciales de las carpas, los reclusos y de lo que sucede en ese ambiente, si es seguro, otros factores y dinámicas”, explicó Penzone.

Al mismo tiempo, revisaron el costo por preso y la población.

El sheriff mencionó que heredó unas 250 demandas de su antecesor las cuales deberá enfrentar en cortes federales.

"El mayor reto son las órdenes judiciales y la cantidad de recursos financieros y de personal comprometidos para abordar este tema, es abrumador”, comentó Penzone.

El sheriff dijo que el mandato de las órdenes judiciales federales es muy específico y espera que la comunidad entienda que son una organización de seguridad pública que se enfoca en enfrentar el crimen y construir relaciones con la comunidad.

“Nosotros no tenemos ninguna autoridad con inmigración, (de convertirse en una ciudad santuario) no nos hubiera impactado, porque hacemos operativos transparentes todos los días y seguirémos siendo así", enfatizó el oficial.



Condenado, indultado y buscando llegar al Senado: 50 años de carrera de Joe Arpaio (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad