null: nullpx
Cáncer

“No me rendiré, no moriré, con la ayuda de Dios saldré de esto”: Le dieron dos semanas de vida, pero sigue luchando contra el cáncer 11 meses después

Marisol Villareal cuenta que, a pesar de ser inmigrante indocumentada, batalló por el derecho a tener un donante y lo obtuvo. No es 100% compatible, pero confía en Dios.
30 Oct 2019 – 9:03 PM EDT

Marisol Villareal fue a su médico en Arizona el 4 de enero de 2019 por un "fuerte resfriado", pero para sorpresa de ella y de sus hijas de 2, 10 y 11 años, el doctor le dijo que no se trataba de una gripe, que era un agresivo cáncer en la sangre y que solo le quedaban dos semanas de vida.

Luego de varios días en shock, pensando dónde iba a dejar a sus hijas si moría, esta inmigrante indocumentada decidió no rendirse y, once meses después del diagnóstico, se prepara para recibir un trasplante de médula ósea. Como cuenta esta mujer de 35 años, el donante que apareció no es 100% compatible, pero confía en Dios.

Esta hispana con leucemia aguda sabe que esta operación no garantiza que se salvará ni que su futuro estará lejos de un hospital porque los doctores le dan un 20% de éxito a la operación, sin embargo no pierde la fe: "Uno sigue esperando un milagro", cuenta a Univision Arizona.

"Estoy física, mental y emocionalmente preparada, lo que venga solo Dios lo sabe", cuenta esta enfermera. Por su parte, Ismael Villareal, esposo de Marisol, explica que el cumpleaños de esta inmigrante es el 2 de noviembre, un día después de la operación, y están seguros que celebrarán dos veces, porque al salir del procedimiento quirúrgico es como si volviera a nacer.

La familia Villareal no solo ha tenido que luchar contra este cáncer y los numerosos diagnósticos, en los últimos meses han hecho todo tipo de eventos y sacrificios para recoletar dinero para pagar este costoso procedimiento. De hecho, Ismael confiesa que al conocer el valor de esta operación creían que: "Era algo imposible".

La comunidad en Phoenix se unió para entregar donaciones para que esta mujer pudiera salvar su vida: “Me siento muy agradecida, me siento muy bendecida, muy amada por Dios. No me alcanzará la vida para agradecerles", dice Marisol a todas las personas que donaron.

“Espero que mi historia sirva de inspiración a más personas para que no dejen de luchar nunca por su milagro”, dice la inmigrante. Sin embargo la ayuda no finaliza acá. Cuenta Ismael que habló con los doctores de su esposa, quienes le dijeron que tras la operación deberá asistir dos veces por semana al hospital, durante un año, lo que significará más gastos para la familia.

Si usted desea donar, puede hacerlo a través del GoFundMe, de Marisol, que ya ha recolectado $16,771,539 de los $341,231,710 que se necesita.

En fotos: esta es la historia de Clara, una niña de 12 años con leucemia que ayuda con sus manualidades a reducir el estrés de otros pacientes con cáncer

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés