Muertes

El largo historial delictivo del acusado de asesinar a las niñas Isabel Celis y Maribel González

Christopher Matthew Clements, el hombre acusado de secuestrar y matar a dos niñas en Arizona, había sido liberado de una prisión federal en marzo de 2012 después de que su condena por no registrarse como delincuente sexual fuera anulada por un tecnicismo, un mes después desapareció Isabel Celis.
19 Sep 2018 – 10:35 PM EDT

TUCSON, Arizona.- La desaparición de Isabel Celis, una niña de 6 años, en abril de 2012 y de Maribel González, de 13, en 2014, conmocionaron el sur de Arizona y sus casos acapararon la atención nacional.

Por años sus familiares buscaron una explicación a su extraña desaparición, respuestas que al parecer solo tiene Christopher Matthew Clements, el hombre acusado de la muerte de las dos menores.

Clements fue liberado de una prisión federal en marzo de 2012 después de que su condena por no registrarse como delincuente sexual fuera anulada por un tecnicismo y tras obtener su libertad se mudó a una vivienda en el sureste de Tucson, a dos millas de la residencia de Isabel Celis.

Un mes después de ser liberado, la niña desapareció de su casa, en un secuestro que impactó a los residentes de Tucson y trascendió a una búsqueda nacional y en México. Las autoridades pensaron que la podían haber sacado del país por la frontera.


Cinco años después, en marzo de 2017, la policía dio a conocer que sus restos fueron recuperados en un área desértica, en ese momento las autoridades no dieron detalles de cómo se enteraron del lugar donde fue encontrada.

Largo historial delictivo

Este sábado el jefe de la policía, Chris Magnus, la fiscal del condado de Pima, Barbara LaWall, y el sheriff del condado de Pima, Mark Napier, anunciaron en conferencia de prensa que Clements había sido acusado de varios cargos en conexión con las muertes de Isabel Celis y Maribel González.

Las autoridades federales, estatales y locales tardaron seis años en conectar a Clements con la muerte de Isabel y de Maribel.

Los documentos judiciales públicos muestran que Clements tiene un largo historial delictivo de más de 20 años en por lo menos cuatro estados del país. Sus crímenes incluyen delitos sexuales, asalto, robo de identidad y hurto.

Los registros de las cortes superiores de los condados de Pima, Maricopa, en Arizona, Bay en Florida, y King en Washington, y una corte federal enseñan el recorrido de dos décadas en la delincuencia.


Clements fue declarado un delincuente sexual convicto en Oregon cuando tenía 16 años, en ese entonces se declaró culpable de dos cargos de penetración sexual ilegal con un objeto extraño. Fue condenado a 18 meses de prisión seguido de 10 años de supervisión comunitaria.

Su sentencia también conlleva el requisito de que se registre como delincuente sexual, lo cual no hizo en varias ocasiones a lo largo de los años.

El presunto secuestrador de las menores se declaró culpable en 2002 de un cargo por un delito grave en King County, Washington, y recibió una condena de un año de libertad condicional. Cuatro meses después, fue arrestado por robo de identidad y un cargo menor por obstrucción a un oficial. Se declaró culpable un mes después y fue nuevamente sentenciado a un año de libertad condicional.

Clements fue acusado en febrero de 2006 y posteriormente declarado culpable de robo en Multnomah, Oregon, recibiendo una sentencia de dos años de libertad condicional. En agosto y septiembre de ese año, fue acusado de acoso telefónico y violación de una orden de protección, todos delitos menores, según un reporte publicado por el periódico Arizona Daily Star.

Luego se mudó al condado de Bay, Florida, donde fue arrestado nuevamente por no registrarse como delincuente sexual días después de que intentó presentar una orden judicial que prohibía el acoso contra una mujer. Fue sentenciado a libertad condicional.


Clements fue condenado otra vez en septiembre de 2007 por no registrarse como delincuente sexual en Oregón y recibió otra sentencia de libertad condicional.

El hombre acusado de los asesinatos de las dos menores fue detenido el 5 de octubre de 2007 en Tucson, cuando un oficial de la policía de la ciudad lo vio salir de un auto y caminar a un basurero cerca de una parada de autobuses y sacar algo de allí.

El oficial lo siguió porque encontró sospechoso su comportamiento. Cuando Clements fue confrontado, dio dos veces nombres falsos antes de que le informara que lo estaba arrestando.

A un mes de estar en libertad

Clements recibió cargos federales por no registrarse como delincuente sexual en Arizona, pero los cargos fueron retirados cuando se reveló que el oficial nunca le leyó sus derechos Miranda. Posteriormente, recibió nuevamente una acusación en marzo de 2008 y fue declarado culpable en 2009, recibió una sentencia de 46 meses de prisión y cinco años de libertad supervisada.

El acusado apeló la condena argumentando que no estaba obligado a registrarse como delincuente sexual porque fue condenado antes de que entrara en vigencia la Ley de Registro y Notificación de Delincuentes Sexuales en 2006. El 22 de marzo de 2012, la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito recovó su condena y fue liberado.

Casi un mes después de obtener la libertad, la mañana del sábado 21 de abril de 2012, Sergio Celis, el padre de Isabel, reportó a la policía de Tucson la desaparición de su hija. La menor fue raptada de su dormitorio.

Clements mantuvo un perfil bajo durante los siguientes dos años, hasta finales de abril de 2014 cuando solicitó del divorcio de su esposa quien residía en Oregon. A semanas de esto, Maribel González, de 13 años, desapareció de su residencia, ubicada cerca de la vivienda de la familia Celis, al sureste de Tucson. La menor le dijo a sus padres que saldría a encontrarse con una amiga y nunca regresó.


Despiden a Isabel Celis la niña que desapareció de su hogar en Tucson

Loading
Cargando galería

Clements fue acusado en la Corte Superior del condado Pima en enero de 2017 de cargos de robo. Fue detenido sin derecho a fianza debido a que tenía dos condenas anteriores y una acusación por haber cometido un delito grave mientras estaba en libertad condicional.

Un mes después de haber ubicado los restos de Isabel, debido a la información que dio Clements, dijo la policía el sábado, los fiscales desestimaron los cargos no relacionados contra Clements.

Días después, fue acusado en el condado de Maricopa por cargos de hurto y robo de propiedad derivados de incidentes en 2015. Los cargos que le habían retirado se le impusieron otra vez con otros adicionales. El caso aún está activo, junto con un segundo caso que involucra cargos por delitos de fraude.

El 6 de septiembre le hicieron un allanamiento a la celda del acusado y este viernes le impusieron 22 cargos por delitos graves. Su audiencia está programada para este 24 de septiembre.

Isabel Celis

Isabel Celis, tenía 6 años, cuando desapareció el 21 de abril de 2012 de su casa en el sureste de Tucson. El incidente ocurrió en la noche mientras la familia dormía y la ventana de la habitación estaba abierta pero nadie escuchó ningún ruido.

La policía recibió más de mil pistas y ninguna dio con el paradero de la menor.

En marzo de 2017 la policía dio a conocer que sus restos habían sido hallados en un área desértica de la ciudad.

Maribel González

Maribel González desapareció de su vivienda el 3 de junio del 2014, cuando salió a visitar a una amiga.

Tres días después, el 6 de junio, su cuerpo fue encontrado en la misma área donde hallaron los de Isabel.

Cuando Maribel no regresó a su casa la mañana siguiente, su madre llamó a la amiga con la que se iba a ver y le dijo que ella nunca había llegado.

Inicialmente fue reportada como desaparecida y el caso fue manejado como si se hubiera fugado de la casa.

Mira también:

Cinco casos de menores desaparecidos que conmocionaron a sus comunidades

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés