null: nullpx
Deportaciones

Desde Guanajuato, Guadalupe García pide a mexicanos en Estados Unidos seguir luchando por los sueños de sus hijos

La mexicana regresó el fin de semana a su ciudad natal, Acámbaro, en el estado de Guanajuato, después de ser deportada. Desde allá envió un mensaje a los mexicanos indocumentados en EEUU: la vida continúa y hay que seguir luchando aunque sean deportados.
15 Feb 2017 – 12:08 PM EST

GUANAJUATO, México. - La mexicana Guadalupe García de Rayos, deportada la semana pasada y ejemplo emblemático del endurecimiento de las políticas migratorias de Estados Unidos, recomendó ayer desde Guanajuato a los inmigrantes ilegales en ese país "luchar por los sueños de sus hijos".

Al volver a su ciudad natal, Acámbaro, en el central estado de Guanajuato, después de ser deportada, García dirigió un mensaje a los inmigrantes en el que les dijo que la vida no se acaba aunque regresen a México.

"Luchen por los sueños de sus hijos, que le echen ganas y que aún cuando vengan para acá, la vida no se acaba. Lo que tenemos es vida, que es lo importante. Dios quiere algo mejor para nosotros", declaró García de Rayo a la prensa.

Después de 21 años en Estados Unidos, García, residente de Arizona, fue deportada el 8 de febrero al ser detenida cuando acudió a una cita con la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en Phoenix con la esperanza de que le dieran tiempo para seguir apelando su caso.

La mexicana cayó en 2008 en una de las redadas migratorias del entonces alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio, y estaba acusada por usar un número de seguridad social para trabajar que pertenecía a otra persona.

"Quiero descansar un par de semanas, para ver a mi familia, todavía no alcanzo a mirar a todos", dijo García al diario Correo de Guanajuato durante un recorrido que hizo por Acámbaro, en el municipio del mismo nombre situado en el sur del estado.

Aunque dejó en Estados Unidos a sus hijos Ángel y Jacqueline García, de 16 y 14 años respectivamente, en Acámbaro, su ciudad natal, se ha encontrado una familia numerosa ansiosa por verla.

"Tengo muchos sobrinitos, a ellos les estoy dando todo el amor que no les estoy dando a mis hijos", comentó.

García de Rayos señaló que todavía sufre el estrés de la deportación y señaló que ha hablado con mucha gente en los últimos días desde que fue deportada a Nogales, en el noroccidental estado de Sinaloa.


Guadalupe Guerrero habla en México a horas de ser deportada bajo las nuevas directrices del presidente Trump

Loading
Cargando galería

Aseguró que tiene claro que hay un gran número de personas e instituciones que quieren ayudarla pero apuntó que mientras decide en quien apoyarse para pelear por regresar a Estados Unidos, descansará en su ciudad natal.

"He tenido mucho apoyo, pero todavía no he agarrado el apoyo de México porque he estado muy estresada estos días", dijo.

Aseguró estar tranquila porque sus hijos la visitarán en las próximas vacaciones de verano, aunque después tengan que regresar a continuar sus estudios.

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México calificó el caso de Guadalupe como "un símbolo de las nuevas prioridades migratorias de la Administración del presidente Donald Trump".



Publicidad