null: nullpx
Logo image
ViX

Una estrella más grande que el Sol desapareció sin dejar rastro, los científicos siguen buscando

Publicado 3 Jul 2020 – 04:48 PM EDT | Actualizado 3 Jul 2020 – 04:48 PM EDT
Reacciona
Comparte

Una estrella masiva en una galaxia a 75 millones de años luz desapareció sin dejar rastro y los astrónomos están desconcertados por el evento.

Las estrellas, al igual que cualquier otro cuerpo estelar, tienen un ciclo de vida (algunas duran más que otras), pero eventualmente las estrellas mueren.

Dependiendo del tamaño de la estrella, pueden producir un evento conocido como supernova, el cual sucede cuando una estrella masiva llega al final de su vida y explota, esparciendo sus restos por la galaxia.

En 2001, astrónomos detectaron la estrella de la galaxia enana Kinman, situada a 75 millones de años luz de la Tierra, por lo que su estudio era complicado porque no hay telescopios que muestren detalles a una distancia tan lejana.

Sin embargo, la estrella era interesante de estudiar porque era de una masa 10 veces mayor que la del Sol y 2.5 millones de veces más brillante, así que recopilaron datos de 2001 a 2011.

El objetivo de la larga investigación era seguir el ciclo de vida de la estrella; sin embargo, en 2019 los científicos notaron que los registros de la estrella de Kinman habían desaparecido.

No se trataba de una falla en los telescopios ni un error en el seguimiento del astro, los investigadores determinaron que la estrella había desaparecido y no existía una explicación certera.

Los científicos recopilaron datos de telescopios en diferentes partes del mundo para encontrar una explicación lógica y llegaron a dos posibles situaciones.

Según la investigación, la primera posibilidad es que la estrella no explotó y perdió luminosidad porque se encontraba en su último periodo de existencia.

Además, es probable que una nube de polvo obstruyera la visión de los telescopios para detectar la disminución del brillo y es por eso que desapareció de un momento a otro.

La segunda explicación es que la estrella colapsó en un agujero negro directamente en lugar de colapsar en una supernova, lo cual sería un evento insólito.

Aunque la segunda posibilidad es mucho más emocionante para el mundo científico, no hay manera de comprobarlo y cualquiera de las dos explicaciones podría ser la verdadera.

El Sol es una estrella masiva, casi del mismo tipo de la desaparecida; sin embargo, esta desaparición no podría ocurrir con el astro de la Tierra porque se encuentra en un periodo estable.

Según los cálculos, el ciclo del Sol podría durar 4,500 millones de años más y no es una estrella tan masiva como para explotar en una supernova, así que la luz de la Tierra está a salvo.

No te pierdas:

Reacciona
Comparte