null: nullpx
Logo image
Vix

La nieve oscura, una nueva amenaza para los glaciares

Publicado 16 Jul 2014 – 08:00 AM EDT | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

El progresivo calentamiento global y el consecuente cambio climático que trae consigo han sido tema de miles de investigaciones y debates científicos, políticos y hasta filosóficos. A los elementos ya conocidos que aceleran este proceso, lamentablemente en vez de restar, hoy nos toca sumar uno más y que parece tener una influencia mayor en el derretimiento de los glaciares de lo que podríamos imaginar, el recientemente descubierto fenómeno de la “nieve oscura”. Veamos de qué se trata.

Desde el Himalaya hasta el Ártico

El fenómeno de la “nieve oscura” ha sido investigado a fondo por un equipo de meteorólogos franceses, quienes en un artículo publicado en la prestigiosa revista Nature Geoscience, ha alertado de las catastróficas consecuencias que este está causando en gran parte de los glaciares más grandes del mundo, desde las nieves perpetuas del Himalaya hasta el mismo Ártico.

¿Pero qué es la “nieve oscura”? Es resultado de la creciente deposición sobre el hielo de millones de partículas ultrafinas de polvo de los desiertos, hollín de los incendios forestales y carbono negro procedente de la quema de combustibles fósiles por las industrias y el diesel de los autos por todo el planeta, la mayoría de ellos procedentes de lugares situados a miles y miles de kilómetros del hielo donde terminan.

Todas estas impurezas provocan un ennegrecimiento sin precedentes del hielo de los glaciares, un fenómeno que fue detectado inicialmente en el monte Himlung, en la frontera entre Nepal y el Tíbet, a 5800 metros sobre el nivel del mar.

¿Cuál es el efecto de esta nieve oscura?

El oscurecimiento de la superficie nevada provoca una rápida disminución de la capacidad del hielo de reflejar los rayos del sol y con ello un incremento del calor retenido en el mismo, lo que provoca que la temporada de derretimiento de la nieve sea más larga de lo normal, absorbiéndose así más calor solar y acelerando dramáticamente el deshielo. Por si fuera poco, existe una retroalimentación positiva que potencia el efecto, pues al incrementarse el contenido de agua líquida en el hielo, este se vuelve mucho más oscuro aún, incrementando el efecto negativo.

Según los científicos, en los últimos 10 años la superficie helada de Groenlandia se ha oscurecido de manera muy notable durante la temporada más cálida y se estima que hasta unos 27 mil millones de toneladas de hielo pueden perderse al año solo por efecto del polvo depositado sobre el mismo, lo cual acelera la exposición de los suelos. Estos, al quedar al desnudos, contribuyen a su vez al aporte de más polvo que el viento se encarga de transportar posteriormente hacia la superficie helada, produciéndose así un peligroso ciclo.

El efecto de la llamada “nieve oscura” apenas está comenzando a ser estudiado y sus consecuencias comienzan recién ahora a ser consideradas por los científicos, pero ya es sin dudas un preocupante elemento más a tener en cuenta por parte de los seres humanos si queremos vivir en el futuro en un mundo sano y habitable.

¿Qué crees de este peligroso y novedoso fenómeno que es la “nieve oscura”?

Reacciona
Comparte