null: nullpx
Zapatos

Los nuevos tenis de moda se venden rotos, desgastados, y cuestan más de 2,000 dólares

Tras los jeans con agujeros y las camisetas rotas, llega la tendencia de los zapatos nuevos pero 'usados': la firma italiana Golden Goose ha causado polémica tras lanzar una carísima colección de tenis envejecidos.
8 Sep 2016 – 10:19 AM EDT

La moda es caprichosa. Primero nos hace suspirar por tenis de color blanco impoluto y ahora resulta que la tendencia es llevarlos desgastadísimos. Pero no cualquier desgastado, no, sino el del modelo que cuesta 2,085 dólares. Ahora ya tendrás una buena excusa para llevar tus tenis sin lavar sin que nadie te diga nada.

La firma Golden Goose ha puesto a la venta una línea limitada de sneakers con aspecto usado y rozaduras con unos precios que rondan los 600 dólares, llegando a superar los 2,000 dólares en los modelos más exclusivos. Están confeccionados del material típico de las vintage 'Superstar' de la marca, cuero, y llevan tachuelas y glitter de adorno. La descripción del producto dice así: "puntera redonda, cierre con cordones en la parte delantera, detalles de strass, parche del logo en la parte posterior, plantilla con logo, suela de goma, acabado desgastado y parche de estrella en el lateral". La versión en color rosa lleva hasta cinta adhesiva gastada para sujetar la suela como si estuviera despegada.

"Parece que los han sacado de un basurero", dice un titular sobre la idea. Como apuntan en El País, la estrategia de Golden Goose ha causado rechazo y algunos críticos les han acusado de "apropiación de la pobreza".

Este es el último ejemplo de cómo las firmas de moda son capaces de vender prendas de aspecto usado por precios desorbitados, y que algunos paguen por ellas.


La polémica sobre este tema se inició cuando Balmain propuso una camiseta de algodón con agujeros que valía 1,138 dólares. El diseñador Christopher Decarnin, por aquel entonces al frente de la compañía, decidió zambullirse de lleno en la tendencia grunge que popularizaron figuras como Kurt Cobain de Nirvana y Kate Moss en los 90, y lanzó esa camiseta que parecía haber sido atacada por un enjambre de polillas devoradoras de tela. Tras las rebajas, la camiseta pasó a valer 394 dólares. Actualmente está agotada.

Al parecer, lucir ropa envejecida y descolorida es una señal de buen gusto, de originalidad y aprecio por la ropa. Todos tenemos ese par de zapatos o esos vaqueros que nos gustan tanto que de tanto ponérnoslos han acabado con rotos y agujeros. Ese gesto da un valor sentimental añadido a la prenda, obtenido tras años de uso e infinitas experiencias vividas. Las firmas quieren ahora saltarse ese paso y directamente dárnoslo hecho.

Converse lanzó en 2014 una colección limitada de tenis de aspecto usado por 310 dólares, cuando nuevos cuestan alrededor de 40 dólares. Vans también quiso sumarse a la moda y puso a la venta sus famosos slip-ons en versión gastada por 500 dólares.

En la tarea de encontrar una razón a estos desorbitados precios (porque todo tiene una explicación), debemos decir que conseguir que la prenda tenga ese aspecto no es más barato para las firmas, sino que en realidad hace aumentar sus costes. Primero deben fabricar la prenda como de costumbre, y luego añadir otro proceso de producción para gastar el material. En el caso de los vaqueros, por ejemplo, lo hacen con lavados al ácido, una técnica muy costosa y que puede perjudicial para la salud de los trabajadores de las fábricas.

Si tienes un par de tenis de hace 10 años gastadísimos al fondo del clóset, es hora de sacarlos. No hace falta ni lavarlos.

Ve también:


Publicidad