null: nullpx

"Querida Ivanka, no deportes a nuestros amigos"

Un grupo de artistas se ha manifestado frente a la casa de Ivanka Trump en Nueva York para pedirle que defienda los derechos amenazados por su padre, el presidente electo Donald Trump. La iniciativa surgió a través de la cuenta de Instagram @dear_ivanka.
29 Nov 2016 – 11:53 AM EST

Alrededor de 150 personas se reunieron en la noche del lunes en una manifestación pacífica, desarrollada al estilo de una vigilia, para reclamarle a Ivanka que defienda los derechos que podrían estar en peligro por las políticas de Donald Trump. Los activistas sujetaron pancartas y encendieron velas para acompañar sus proclamas, que incluían desde críticas dirigidas a los miembros elegidos por el presidente electo para su gabinete, o a ciertas posiciones defendidas por el presidente electo, como su oposición contra ciertos derechos reproductivos o el cambio climático.

La protesta, impulsada por un grupo de artistas organizados bajo la cuenta de Instagram @dear_ivanka, ha tenido lugar al sur de Manhattan frente al edificio Puck, un bloque de pisos de lujo propiedad de Jared Kushner, marido de Ivanka. El pasado enero, Kushner, como promotor, vendió un apartamento de tres habitaciones por 28 millones de dólares según informó The Wall Street Journal. En este edificio es donde tiene su residencia Ivanka y su familia, y donde cuenta con una colección de arte contemporáneo con obras de al menos uno de los artistas que han participado en la protesta.

"La campaña utiliza [a Ivanka] para lavar la ignorancia y el odio", dice Jonathan Horowitz, uno de los impulsores de la vigilia, a Univisión Noticias. "Ella nunca se pronuncia en contra de ello, y hasta que lo haga, desde mi perspectiva ella es cómplice".


"Querida Ivanka: hazle saber a Pence que las personas LGBT no pueden ser convertidas", denunciaba una de las pancartas, en relación a la intención del vicepresidente elegido por Trump de financiar terapias para cambiar el "comportamiento sexual" durante su campaña por el Congreso en el año 2000.


Otra de las peticiones hizo referencia al derecho al aborto. "Querida Ivanka: defiende Roe v. Wade", en referencia a la decisión de la Corte Suprema que legalizó el aborto a nivel federal y que Donald Trump trataría de revertir.

"Querida Ivanka: ignora el cambio climático y Nueva York se hundirá", decía otra de las pancartas. El presidente electo dijo que sacaría a Estados Unidos del Acuerdo de París contra esta amenaza medioambiental, y la promesa ha preocupado a una gran parte de la comunidad científica y otros expertos del clima.

La iniciativa comenzó a través de una cuenta de Instagram inaugurada hace una semana. En @dear_ivanka, sus autores han estado subiendo imágenes de la hija del presidente electo acompañadas de frases como "Querida Ivanka, tengo miedo de las esvásticas pintadas con spray en mi parque", o "Querida Ivanka, soy negro[a] y tengo miedo de Jeff Sessions" (el nuevo fiscal general nominado por Trump que ha vinculado la inmigración ilegal con el terrorismo). A pesar de que las reivindicaciones están basadas en hechos, el tono de los mensajes roza el sensacionalismo en algunos casos, como se aprecia en una foto con una cita atribuida a Ivanka Trump –"si no fuera mi padre, le rociaría con un spray de pimienta"–, pero que en realidad fue una invención del programa de comedia de Conan O'Brian. Quizás sea una ironía por el desprecio hacia la verdad que se ha vivido durante la campaña, pero desvirtúa el objetivo.


Detrás del movimiento está un colectivo denominado Halt Action Group, según indica su página web con escasa información sobre sus creadores y un breve manifiesto que dice así: "Querida Ivanka: El racismo, el antisemitismo, la misoginia y la homofobia no son aceptables en ningún sitio –y menos en la Casa Blanca. Steve Bannon no tiene lugar en la Casa Blanca. Jeff Sessions no tiene lugar en la Casa Blanca. Hablar de un registro de musulmanes no tiene lugar en la Casa Blanca. El odio no tiene lugar en la Casa Blanca. Renunciamos a 'esperar y ver'. Te observamos a ti como la voz de la razón".

Según The New York Times, los artistas que han impulsado la iniciativa son Jonathan Horowitz, conocido por sus obras de contenido político pro Hillary Clinton, la conservadora artística Alison Gingeras y el comerciante de arte Bill Powers. También se puede ver a la cineasta Arden Wohl en una de las imágenes de la cuenta de Instagram.

Algunos han criticado que se involucre a la hija de Donald Trump en las controversias sobre sus políticas, pero el papel que está ejerciendo Ivanka –asistiendo a reuniones con líderes de Turquía, Japón y Argentina–, ya ha alertado sobre los potenciales conflictos de interés que podrían surgir de esta doble posición como empresaria y política. Una de las mayores polémicas surgió cuando promocionó una de sus joyas tras aparecer con ella en el programa 60 Minutes.

"Se la retrata [a Ivanka] con más compasión y racionalidad que su padre", añade Jonathan Horowitz, "pero hay muy pocas prueas de que vaya a ser una fuerza moderadora. Si de hecho va a dirigir sus negocios, creo que podría ejercer una influencia corrupta. El conflicto de interés en un arreglo así es impactante".



.

.

.

Vea también:
Ivanka, la verdadera mujer detrás del poder de Donald Trump

Ivanka Trump, la verdadera mujer detrás del poder de Donald Trump

Loading
Cargando galería
Publicidad