null: nullpx

La ciudad de las 200 lenguas: un mapa interactivo muestra la diversidad lingüística de Nueva York

La riqueza cultural traída por los inmigrantes se ve en este mapa de Nueva York, una ciudad donde el 49% de los habitantes utiliza un idioma distinto al inglés en casa.
16 Nov 2016 – 1:33 PM EST

La ciudad de los infinitos idiomas ya tiene poco de leyenda bíblica. Con sus cerca de 200 lenguas diferentes, Nueva York se ha convertido en la versión real de la torre de Babel y en el paraíso de los lingüistas.

Tomando los últimos datos del censo, la diseñadora gráfica Jill Hubley ha creado un mapa interactivo que nos abre la puerta de los hogares de la ciudad y nos muestra qué idioma se escucha entre sus paredes.

A primera vista hay pocas sorpresas. El inglés y el español dominan el mapa ocupando prácticamente toda la superficie, pero si quitamos estos dos idiomas de la ecuación (haciendo click en la casilla de "Exclude English and Spanish"), aparece un arcoiris de lenguas diversas e insólitas que hasta entonces habían pasado desapercibidas.


En el barrio de Queens hay una pequeña comunidad que habla tagálog, la lengua que da base al filipino. En el Bronx, al norte, hay varias familias que al llegar a casa dejan el inglés y charlan de su día a día en laosiano, una lengua que trajeron de Laos. Y al este, encontramos un pequeño barrio que todavía conserva el mon-khmer, de Camboya.

Junto a estas lenguas están otros idiomas más extendidos como el chino, árabe, hebreo, ruso, italiano, comunidades que fueron llegando a Nueva York desde sus países natales y que actualmente, después de varias generaciones, tienen una representación relevante.

Nueva York es una de las áreas con más población latina de Estados Unidos con alrededor de 2,4 millones de hispanos en la ciudad. El Bronx, Harlem, Queens y ciertos barrios de Brooklyn son las zonas en las que más predominan los hispanohablantes.

Conocer qué idioma hablan los habitantes de una ciudad es esencial para que la población reciba información de manera adecuada. Desde los carteles del metro, hasta las papeletas de votación. "Estas estadísticas se usan para informar sobre asuntos de salud pública, regulaciones, procesos electorales, y seguridad", explica Hubley a Univisión Trends.

A pesar de que el mapa parezca reunir una gran diversidad, en realidad falta la mayoría de idiomas por ausencia de información oficial. "No todos se especifican individualmente", señala Hubley. "El censo agrupa algunos de los idiomas menos comunes en categorías, como 'Otros Idiomas Asiáticos' o 'Idiomas Africanos".

Y es que se estima que existen hasta 200 lenguas diferentes en Nueva York, e incluso algunos señalan que puede haber unas 800.

Esta ciudad es uno de los lugares con mayor diversidad lingüística, pero también es el lugar al que muchas lenguas vienen a morir. Así lo señala Endangered Language Alliance, una organización neoyorquina que se dedica a preservar las lenguas en peligro de extinción, como por ejemplo el hawaiano.


"Cuando una lengua muere, miles de años de conocimiento acumulado, experiencias y creatividad se van con ella", señala la organización. La globalización, las guerras, e incluso el cambio climático, son algunos de los factores que están provocando que poco a poco vayan desapareciendo lenguas del mapa.

La UNESCO distingue varias fases por las que pasa un idioma hasta extinguirse completamente:


  1. Vulnerable: Los niños aún hablan el idioma, pero sólo en casa o en determinados lugares.
  2. En peligro cierto: Los niños ya no aprenden ese idioma como lengua materna.
  3. En peligro severo: El idioma sólo lo utilizan las generaciones mayores, pero aunque la generación paternal lo entienda, no lo habla con sus hijos o entre ellos. El mapuche, una lengua utilizada en Chile, se encuentra actualmente en esta fase.
  4. En peligro crítico: El idioma sólo lo habla la generación de los abuelos o bisabuelos, y apenas lo utiliza.
  5. Extinto: No queda nadie que lo hable.

El mapa de Hubley nos recuerda la riqueza que aporta una población diversa en una ciudad, y la importancia de reconocer sus propias lenguas. Como dijo Nelson Mandela, "Si le hablas a alguien en un idioma que entiende, llegarás a su cabeza. Si le hablas en su idioma, llegarás a su corazón".
Ver también:
Así se verían los edificios más icónicos de Nueva York con las calles vacías

Así se verían los edificios más icónicos de Nueva York con las calles vacías

Loading
Cargando galería
Publicidad