null: nullpx

Halima Aden, la primera candidata en llevar hiyab y burkini en un reinado en Estados Unidos

Esta jovencita somalí-estadounidense y musulmana, resultó en la lista de 15 finalistas, entre 45 competidoras, para llevarse la corona de Miss Minnesota. Sin enseñar más que sus manos y su cara, esta mujer está haciendo historia.
28 Nov 2016 – 1:33 PM EST

Halima Aden quiere ser Miss Minnesota, para así, conseguir un lugar en Miss USA 2017 y llevarse la gran corona. Este sueño no tendría nada de extraordinario, ni sería diferente del que cientos de niñas albergan, de no ser porque Halima es una jovencita musulmana.

Los numerosos reinados de belleza que hay en Estados Unidos, siempre llenos de estereotipos y de estrechos ideales de belleza, han tratado de incluir la diversidad sexual, con una primera candidata abiertamente gay, e incluso han tratado de rebatir la idea de que las adolescentes desfilen en traje de baño, pero no han albergado hasta ahora ninguna candidata que por convicción y religión, no quiera enseñar ni su cuerpo, ni su pelo, (como si la belleza supiera de razas o de religiones). Pero las cosas parecen estar cambiando.

Este fin de semana Halima resultó elegida entre las 15 finalistas, de 45 competidoras, que buscan la corona de este estado para competir en el gran certamen nacional.

Con unos ojos expresivos, unos labios que ya parecen celebridades en Instagram y un porte de reina, Halima desfiló usando un vestido negro que, lejos de los encajes pomposos y escotes profundos de las otras competidoras, reprodujo las tradicionales batas musulmanas.


Solo sus manos y su cara quedaron expuestas. Su cuerpo, ligeramente siluetado por el vestido de líneas modestas y, en el pelo, el hiyab. Al momento de la competencia de trajes de baño, Halima también trajo su propio desafío, dejó de lado los diminutos bikinis y llevó el burkini, esa pieza polémica y más bien reciente que usan ahora algunas mujeres musulmanas para nadar e ir a la playa.


Su belleza, a pesar de ir vestida de manera tan distinta, pareció quedar manifiesta ante el jurado.

“No ver mujeres que lucen como tú en los medios y en los reinados manda el mensaje de que no eres bella o peor, que tienes que cambiar la forma en la que luces para poder lucir bella, y eso no es cierto”, confesó recientemente la jovencita al Huffintong Post.

Los padres de Halima Aden son somalíes, pero los avatares de su patria los llevó a moverse a Kenia a un campo de refugiados, el lugar en donde la pequeña nació. A los seis años, ella y sus padres emprendieron un viaje que cambiaría sus vidas. Llegaron a Estados Unidos, y se asentaron en Minessota. Hoy, que Halima ya tiene 19 años, todo ese pasado parece hacer sentido por un simple acto: enlistarse en un reinado de belleza para decirle al mundo que una inmigrante, una chica somalí-estadounidense, “puede ayudar a echar abajo todos los estereotipos y malas concepciones sobre las mujeres musulmanas”.

Sus redes sociales empiezan a mostrar cada vez más adeptos, su aparición en el escenario en cada evento del reinado empieza suscitar más aplausos que la de las otras candidatas y así la intención de una chiquilla de ser reina parece revestirse como nunca antes de una gran relevancia: “Esta es una gran plataforma para mostrarle al mundo quien soy. No porque nunca haya vista a una mujer con un burkini en un reinado de belleza no significa que yo no pueda ser la primera, y este momento de tiempos políticos difíicles es el mejor para hacerlo”.

Vea también: las modelos que triunfaron gracias a sus rasgos únicos


Tus diferencias te harán fuerte: Las modelos que triunfaron gracias a sus rasgos únicos

Loading
Cargando galería

Sigue leyendo:


RELACIONADOS:TrendingBellezaReinas
Publicidad