Amigurumi, los muñecos de crochet que llegaron de Japón y conquistaron México

Esta técnica de tejido japonesa triunfa en Internet por su creatividad y factor 'cute'. La mexicana Berenice Grimm confecciona lo mismo a Steve Jobs y al Papa Francisco, que a diversos personajes del mundo de la lucha libre.
9 Sep 2016 – 10:44 AM EDT


Que un mero hobby se convierta en profesión suele ser lo más complicado, pero en el caso de Berenice Grimm, su oficio siempre estuvo entre tejidos. Esta mexicana ha creado un ejército de figuritas de lana inspiradas en la cultura pop que crean adicción. Estudió diseño textil en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, y después trabajó en el mundo del espectáculo como diseñadora de vestuario de cine, televisión y música. También escribió para medios de comunicación e hizo ilustraciones para libros infantiles.


Esta tejedora de apellido de cuento (¿quién no leyó a los hermanos Grimm de pequeño?) hace bordados, 'yarn bombing ' (la moda de tejer cualquier cosa, desde una mesa hasta una farola) e ilustración, pero se ha hecho famosa por su talento para los amigurumi, actualmente muy populares en Internet. No importa la temática, si está hecho con aguja e hilo, el muñequito triunfa.

Ha confeccionado a personajes de 'Juego de Tronos', a personalidades como Steve Jobs, Leonardo da Vinci, David Bowie, el meme de 'Confused Travolta', e incluso al Papa Francisco.


Como buena mexicana, la inspiración en sus raíces no podía faltar. Tiene tamales de lana, chiles, pan de muerto y un altar de muertos dedicado a los animales que fueron maltratados. Una de sus series más famosas es la de luchadores, una colección de figuritas basadas en los personajes de lucha libre.

Este estilo de muñecos recibe el nombre de 'amigurumi', la técnica de tejido japonesa que lleva en boga en el país asiático desde hace décadas, pero que en Occidente ha causado furor en los últimos años. Llegó a ser la categoría más popular de Etsy y causó que muchos llenaran sus casas de adorables personajes coloridos. El nombre viene de ami, que significa crochet, y nuigurumi, que significa muñeco relleno de algodón.

Se caracterizan por su pequeño tamaño, la cabeza grande, extremidades cortas (al estilo japonés chibi de los dibujos manga) y esa cualidad de adorables que atrae tantos 'Me gusta'. En teoría están pensados para servir como juguetes para niños, pero realmente se utilizan más como objeto de decoración por su estética


Acumulan casi un millón de publicaciones en Instagram y han resurgido gracias al furor por Pokémon Go. PondeDonut, una de las usuarias, se especializa en amigurumis de estilo Kawaii, que define a todo lo cute de la cultura popular japonesa.


En Internet se pueden encontrar miles de tutoriales y plantillas para crear amigurumis paso a paso. Este vídeo de YouTube que enseña cómo hacer una Hello Kitty tiene más de un millón de visualizaciones. Es obra de Tejiendo Perú, un grupo de mujeres peruanas formado por la abuela, la madre y la hija. Las tres generaciones comparten sus consejos para coser y acumulan cientos de miles de fans.

Los precios de estos muñecos varían según su complejidad. En el portal mexicano Mercado Libre se pueden encontrar amigurumis a la venta entre 5 y 10 dólares.

Si quieres empezar a probar tú mismo, en Etsy puedes encontrar kits de iniciación con todo lo necesario. Sólo hace falta paciencia y tus amigos no tardarán en encargarte amigurumis. Garantizado.


Ve también:

Publicidad