Restaurantes

Sonic Drive-In usa Instagram en estrategia para llegar a millennials

Con productos diseñados para ser fotografiados en esta popular red social, la franquicia apunta a la generación Y.
31 May 2016 – 1:48 PM EDT

La cadena de comida rápida Sonic Drive-In, con alrededor de 3,500 restaurantes en 44 entidades de EE.UU., decidió crear una campaña muy peculiar durante el pasado festival de Coachella en Indio, California. ¿El objetivo? la venta de su nueva línea de Creamery Shakes (que tiene el bourbon entre sus nuevos sabores). ¿La estrategia? Junto con la chef Christine Flynn y algunos influencers de Instagram, decidieron crear malteadas cuadradas exclusivamente para los asistentes al festival.

“The World’s first shakes designed for Instagram” ("las primeras malteadas del mundo diseñadas para Instagram") fue su lema y el diseño —a cargo de Flynn (@chefjacqueslamerde)— en formato cuadrado, es ideal para fotografiarse y compartirse en Instagram. A través de la app, aquellos que estuvieron en el Base Camp de Coachella, el 16 de abril pasado, pudieron pedir su Sonic Square Shake y la recibieron justo donde estaban ubicados.

¿Por qué importan tanto los millennials?

La respuesta concreta es: porque tienen un poder de decisión que obliga a las marcas a dar más de lo que solían ofrecer en décadas anteriores. Según Millennial Marketing el 25% de la población de Estados Unidos es millenial y realiza el 21% de las compras de este país, algo equivalente a un trillón de dólares anuales. Uno de cada cuatro millennials es padre (de otro consumidor en potencia) y la mitad están dispuestos a realizar una compra a aquellas compañías que apoyen algún tipo de causa.

Sumado a su poder de decisión, está el factor tecnológico, pues los millennials nacidos a partir de los 90, tienen una relación casi natural con la tecnología. El 46% de ellos son creadores de contenidos, es decir, postean fotos o videos originales en aplicaciones como Snapchat o Instagram.



Sonic decidió utilizar esta última como plataforma para su estrategia mediática porque se utiliza en festivales como Coachella (hay cerca de 250 mil publicaciones con el hashtag #Coachella2016); de ahí que el producto creado especialmente para el evento era 100% 'instagrameable'. La activación de Sonic resultó un éxito de innovación dirigida a un mercado específico: los millenials.

Una idea cuadrada nada cuadrada

En una entrevista para AdWeek, Todd Smith (chief marketing officer de Sonic), dijo que querían ser "la primera marca, especialmente de alimentos, en tener un producto diseñado para Instagram y ofrecido para su venta exclusiva en Instagram”. Por su parte, Margaret Johnson, directora creativa de la agencia GS&P, aseguró que sería “una extensión divertida de la cultura pop de algo que ya sucede”. En el micrositio de su portafolio de clientes dedicado a la campaña de Sonic Drive-In, la agencia es muy clara: “¿Qué tal si manipulamos el mundo real para hacerlo caber en Instagram?”



También ve:


Publicidad