null: nullpx
Lectura 3

Selena Gomez no vio estas señales en su relación tóxica: te decimos cómo reconocerlas

Publicado 9 Jul 2019 – 01:42 PM EDT | Actualizado 9 Jul 2019 – 01:42 PM EDT
Reacciona
Comparte

Con el hilo de Twitter que explicó con lujo de detalle todas las traiciones de Justin Bieber a Selena Gomez durante su noviazgo, el tema de las relaciones tóxicas está en boca de todos. La conducta egoísta del cantante quedó demostrada con sus actos, pero no todas las señales de abuso son tan evidentes.

Como no conocemos a Selena ni a Justin en un ambiente personal, no sabemos con exactitud qué gestos y peleas tenía esta pareja en su día a día. Pero es con esas pequeñas acciones con las que una relación tóxica se manifiesta, incluso si al principio parecen inofensivas. No todas las señales son tan evidentes como una infidelidad y por eso debemos estar atentos. Es probable que varias de ellas se presentaran durante el "Jelena".

#1 Métodos de engaño

Existen diferentes mecanismos que una persona abusiva emplea para someter de forma emocional a su pareja. Se trata de maneras como esos individuos disfrazan y demuestran su agresión, sin necesidad de recurrir a los golpes.

George Simon, especialista en empoderamiento de víctimas, explica que entre estas tácticas de manipulación se encuentran: seducción, aprovecharse de la empatía ajena para despertar sentimientos de culpa y duda, negación, ponerse como la víctima, mentir y avergonzar. Como verás, se trata de menospreciar al otro para poder controlarlo.

#2 Piensas en tu relación 24/7

Una relación tóxica provoca que las víctimas piensen todo el tiempo en formas nuevas para atraer a la otra persona, en qué actividades evitar para no molestarlos, en cómo ser más perfectos y encantadores para evitar ser abandonados. Es decir, sus parejas no salen de sus mentes, pero con un velo de miedo.

Este tipo de conexiones despiertan miles de dudas e inseguridades. Como señala la Doctora Jill P. Weber, esas preguntas suelen venir acompañadas de una gran ansiedad.

#3 Sí hay felicidad, pero es breve

Tendemos a asociar una mala relación con un sufrimiento interminable, pero debemos saber que incluso en esta clase de interacciones sí es posible encontrar felicidad, sólo que de una forma dañina y efímera.

Es como un ciclo adictivo: después de muchos momentos de tristeza y desprecio, llega un gesto de ternura que convence a los individuos de que llegarán más como ese y con ello recuperan la esperanza.

¿Por qué nos quedamos en una relación tóxica?

Cuando una relación tóxica entre famosos sale a la luz, es común que algunas personas juzguen a la víctima de forma inmediata con argumentos como: «Ella lo permitió», "«Es que la gente abusiva llega hasta donde uno se lo permite» o «Pudo pararlo en cualquier momento, ¿por qué no lo hizo?». Pero la realidad es mucho más compleja que eso.

La Doctora Madeleine A. Fugère señala que hay diferentes razones por las cuales una persona puede seguir junto a una pareja abusiva, incluso aunque reconozcan que no está bien. Por ejemplo, un individuo con baja autoestima tendrá estándares bajos al momento de buscar pareja. Así es como una relación poco satisfactoria pude hacerlos sentir satisfechos. Es como esa frase de: «Uno recibe el amor que cree que merece».

También algunas personas consideran que una mala relación es mejor que enfrentarse a la soltería o a encontrar una nueva pareja. Otro escenario recurrente es que el individuo manipule a la otra persona para evitar que se vaya, como convencerla de que nadie más la amará, que se hará daño si lo abandona o incluso que podría atacar a sus próximos novios o novias.

Por ello no debemos juzgar a quienes parecen no poder terminar con un ciclo de abuso. Lo más probable es que existan causas profundas que desconocemos y que sólo podrán superarse con apoyo y terapia profesional.

Para saber más:

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Lectura 3Méxicoparejapsicologiarelaciones