Moda

Michelle Obama en Converse, y la moda de llevar vestido con tenis

Apostando por un estilo que sus hijas Malía y Sasha han llevado y que diseñadores como Chanel y Marc Jacobs han avalado en sus pasarelas, la Primera Dama de Estados Unidos apuesta por una de las tendencias más arriesgadas del momento.
23 Ago 2016 – 4:29 PM EDT

En el listado de los aportes estilísticos que hizo Michelle Obama a la moda en la Casa Blanca no solo va a estar que legitimó que las primeras damas pudieran ir en vestidos sin mangas y enseñar sus brazos, o que estuvieran autorizadas para usar ropa de marcas masivas que cualquier mujer fuera capaz de comprar, también aparecerá que después de ella, la esposa del Presidente de turno prodrá llevar formales vestidos con tenis.

Como una de las tendencias que más revolcón generó en la moda en los últimos años, en los que la moda abogó por una cuota de comodidad, los tenis se colaron en los clóset formales de fashionistas que vieron que ellos iban bien con algo de brillo. Chanel, Chloé, Marc Jacobs, Karen Walker empezaron a poner sistemáticamente desde 2014 a sus modelos a caminar con bellos vestidos con tenis costosísimos que desafíaban cualquier idea de lo que era el lujo y la elegancia.


En su regreso de vacaciones, Michelle Obama apostó por un vestido de mini cuadros blancos y azules oscuros que lejos de usar con sandalias o tacones prefirió llevar con unos tradicionales Converse blancos, los mismos que desde 1908 vienen usando bascketbolistas y rockeros.

Su estilo vanguardista parece haberlo aprendido de sus hijas. Mientras Malía Obama apareció ese mismo día de regreso de vacaciones con unos tenis amarillos para darle algo de contraste a su vestido de verano blanco, Sasha, hacía un par de días había alardeado de su capacidad de llevar una flada blanca tipo lápiz con unos 'snikers' blancos. Para ellas esta moda no debe resultar tan extraña una vez que su generación comulga con una nueva idea de que el estilo no puede condenarte ni incomodarte, unos ideales muy diferentes a los que moldearon el gusto de las mujeres de la generación de su madre que suma 52.

Así, la primera dama como lo están haciendo fashionistas consagradas como Alexa Chung, le ofrece no solo una imagen al mundo de un cierto desenfado de los códigos, sino que insiste en mostrarse como alguien cercano y normal que usaría uno de esos zapatos que todos tienen en su clóset.

Diario de estilo de Michelle Obama (en 8 años de fashionismo en la Casa Blanca)

Loading
Cargando galería

Lea también:


Más contenido de tu interés