De cuando la moda importa más que el Balón de Oro

Quizás es tan predecible quien recibirá el Balón de Oro que es mejor concentrarnos en qué smoking van a usar los jugadores en el evento.
Univision
11 Ene | 2:14 PM EST

Por: Angélica Gallón

Con ese estilo casi genial con el que Lionel Messi se desenvuelve en la cancha, es con el que el chico ensimismado de pocas palabras ha sabido capitalizar su imagen en el B alón de Oro, la gala que, año tras año, junta a los mejores jugadores de fútbol.

Pero que, por la misma naturaleza del rol que juegan los futbolistas -emblemas publicitarios y sex symbols-, parece que se ha convertido en una especie de alfombra roja de la moda masculina de la temporada.

En ocasiones pasadas Messi no ha mostrado ningún problema en apostar por vestidos de colores y brillos pocos canónicos de la mano de los diseñadores de Dolce & Gabbana que desde 2010 fueron sus compañeros y cómplices en crear un estilo que aunque muchos critiquen y encuentren de mal gusto.

Son las licencias que puede darse una figura pública para poder convertirse en un ícono. Incluso hace unos días las redes sociales explotaban con el pronóstico de un vestido de coronas que llevaría la estrella del futbol argentina.


Las especulaciones ya se han apagado, ante la complacencia de Leo de mostrarse con un smoking negro más bien clásico que pone en evidencia un guiño a una elegancia más tradicional.

Pero no todos parecieron seguir su misma apuesta. Los jugadores, que se han convertido en figuras aspiracionales y que tienen mejores resultados que los modelos a la hora de hablar de estilo (por encarnar la virilidad, el heroísmo y no estar exentos de las demandas de la belleza), sin duda usan la gala del Balón de Oro para mostrarse como íconos de estilo.

Y es que qué más van a hacer si desde hace unos años, el destino de la gala es uno solo y predecible, celebrar a Messi, que lo ha ganado en cuatro ocasiones, del 2009 al 2012 o a Cristiano Ronaldo que lo ganó en 2013 y 2014.

Por eso los otros deben encontrar una manera de robar prensa y qué mejor que hacerlo a través de usar vestidos extravagantes como lo hizo el jugador francés Paul Pogba, que con una chaqueta de toques dorados y florales terminó por recibir el balón de oro pero de la moda por su atrevimiento.