null: nullpx
Evergreen

¿No se puede amamantar después de la cesárea? 8 mitos que debes dejar de creer

Publicado 14 Ene 2021 – 01:20 PM EST | Actualizado 14 Ene 2021 – 01:20 PM EST
Reacciona
Comparte

Convertirse en mamá es una experiencia única y extraordinaria que te cambia la vida. Tener a tu bebé en brazos es el resultado de un largo proceso que termina ya sea con parto vaginal o cesárea. A pesar que la cesárea es una práctica muy común en los nacimientos de muchos bebés, este procedimiento sigue plagado de mitos e ideas erróneas que urgen ser descartadas.

Con base en la opinión de mamás y especialistas te presentamos 8 mitos de la cesárea que debes dejar de creer.

#1 Tu cuerpo te falló

Muchas mamás tienen el sueño de traer a sus bebés al mundo en parto natural y se preparan durante meses para ello. No obstante, en ocasiones, los planes cambian en el último momento y una cesárea de emergencia debe ser realizada.

Ante ello, varias mujeres pueden sentir un golpe emocional bastante fuerte al considerar que su cuerpo les falló e incluso, algunas sienten que son unas malas madres por no poder dar a luz a su bebé como se supone que debería ser lo normal.

Si bien, es normal tener estos pensamientos, recuerda que las cesáreas de emergencia son para evitar que tu bebé sufra, que haya complicaciones durante el parto o para descartar una consecuencia grave en tu salud.

Afortunadamente, la medicina moderna nos ayuda a evitar estas situaciones y qué mejor que pueda ser así para que en poco tiempo puedas tener a tu bebito en brazos.

No permitas que ningún pensamiento propio ni comentario de los demás te haga sentir que tu esfuerzo vale menos por dar a luz por cesárea ni mucho menos pienses o permitas que te hagan creer que tu cuerpo te falló.

Recuerda que tu cuerpo es excepcional y extraordinario, a fin de cuentas creó a un ser humano desde cero. Y cualquier nacimiento, ya sea por cesárea o vaginal, es y siempre será acto extraordinario de vida.

#2 Es la salida fácil

Cualquiera que te diga que tener una cesárea es la salida fácil está totalmente equivocado. No importa si fue de emergencia o planeada, este procedimiento es una cirugía mayor y como tal requiere un proceso de recuperación pesado que va de la mano con todo el torbellino de tener a un recién nacido en casa, así como los cambios hormonales normales en el posparto.

#3 No sientes nada durante la cirugía

La anestesia sin duda bloquea el dolor, ese es su papel. No obstante, eso no significa que no sientas nada. En realidad, sí vas a sentir ciertas cosas que están pasando con tu cuerpo, desde ligeros jaloneos y presión hasta algunos movimientos raros e indescriptibles; pero eso sí, ninguno debe dolerte. En caso de que sí, debes avisarle de inmediato a tu doctor para que el anestesiólogo aumente la dosis.

#4 El tiempo piel con piel con tu bebé no es posible

Muchas mamás temen que la cesárea no les permita tener el tiempo piel con piel con sus bebés. No obstante, este primer contacto es totalmente posible con este procedimiento. Asegúrate de decirle a tu médico que deseas hacerlo y si tu cirugía no tiene ninguna complicación, seguro podrás tener este primer momento con tu bebé.

#5 La recuperación es sencilla

Seguir las indicaciones médicas al pie de la letra después de tu cesárea te ayudará a que el proceso de recuperación sea lo mejor posible. No es el más sencillo, recuerda que lo que experimentaste fue una cirugía mayor y por lo tanto tarda en sanar. Sé amable y paciente con tu cuerpo, no lo fuerces ni te estreses por no recuperar tu figura en pocas semanas.

#6 No puedes amamantar después de una cesárea

La lactancia es desafiante, sin importar si tuviste parto vaginal o cesárea. Si bien, puede ser un poquito más complicada después de una cesárea, no es imposible. Además, los medicamentos que tu médico te recete para el dolor y recuperación de la cirugía son seguros en la lactancia.

#7 No hay sangrado vaginal después de la cesárea

El sangrado vaginal, después de dar a luz realmente no tiene que ver con la forma del nacimiento del bebé, sino más bien es tu útero sanando y regresando a su tamaño anterior antes del embarazo. Por lo tanto, sucede tanto en partos vaginales como por cesárea.

#8 Si tu primer bebé fue por cesárea, todos tus hijos deben nacer así

Existe la idea equivocada de que si tuviste a tu bebé por cesárea, siempre tendrás que dar a luz de esta forma. No obstante, el American College of Obstetricians and Gynecologists explica que hoy en día es posible tener un parto vaginal después de la cesárea (VBAC, por sus siglas en inglés).

mini:


También te puede interesar:

Reacciona
Comparte