null: nullpx
Alimentación del Bebe

Niños y obesidad: tema a tomar en serio

Publicado 23 Jun 2008 – 10:02 AM EDT | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Comparte

Antes se pensaba que sólo le sucedía a los adultos, pero cada vez es más preocupante la velocidad con la que la obesidad está influenciando a los niños. Es un asunto que se debe tratar, ya que es una enfermedad, y no solamente unos kilos de más. Pero con esto no busco sonar dramática, sino que cuando un niño está en esa situación, es importante consultar con un médico y un nutricionista para poder darle al niño las herramientas necesarias para combatir la obesidad.

La obesidad se genera cuando en el cuerpo hay una acumulación de grasas mayor al promedio normal para la edad, altura y sexo. Ese nivel de grasa se crea, en general, por una ingesta de calorías mayor a la que el niño realmente necesita para su cuerpo.

Pero no sólo se debe a lo que come el infante, ya que también hay factores genéticos que influyen. El hecho de que ese niño tenga padres obesos va a afectarlo, y aumentará las posibilidades que el niño desarrolle obesidad, así como cuando los padres no son obesos, esos riesgos disminuyen.

El avance rápido de esta enfermedad, se debe principalmente a factores socio-culturales, ya que hoy en día, especialmente en los países desarrollados, las dietas no son muy balanceadas, y se opta por la comida rápida, la cual viene con una mayor cantidad de grasas y calorías.

Además, los niños tienen un acceso fácil a varias golosinas y snacks que no son saludables ni son sustitutos verdaderos de comida, sino que lo único que aportan son sal, hidratos de carbono y grasas saturadas.

Pero todo se puede cambiar y mejorar. Si tienen un hijo con obesidad deben llevarlo al médico y cambiar sus hábitos alimenticios, así como salir del sedentarismo y animarlo a realizar alguna actividad física. Con paciencia, supervisión y dedicación se logran buenos resultados.

Comparte