null: nullpx
Alimentación del Bebe

Los bebés menores de 6 meses no deben tomar nada de agua: expertos explican por qué

Publicado 29 Dic 2020 – 02:09 PM EST | Actualizado 8 Ene 2021 – 04:13 PM EST
Reacciona
Comparte

El agua es un líquido indispensable para que el cuerpo humano funcione correctamente. Sin embargo, no todos pueden tomarla: los bebés menores de 6 meses no deben hacerlo, ya que su salud podría correr riesgo.

La nutrición de los bebés en los primeros meses de vida

El organismo de los bebés no es igual al de los adultos. Éste continúa en constante desarrollo, por lo que es indispensable tener cuidados especiales que los protejan de cualquier afección. Y uno de ellos, es seguir al pie de la letra las indicaciones médicas respecto a la nutrición y alimentación de los más pequeños.

Como informa la Organización Mundial de la Salud (OMS), los niños deben ser alimentados exclusivamente con leche materna hasta los 6 meses de edad, ya que así su crecimiento, desarrollo y salud serán óptimos. Esto quiere decir que tampoco deben tomar agua durante los primeros meses de vida.

¿Por qué los bebés no deben tomar agua?

Los pequeños sólo podrán tomar agua y otros alimentos hasta después de cumplir el primer semestre. Si se les suministra antes de este tiempo podrían sufrir diarrea, problemas de nutrición o incluso adquirir una infección que los ponga en riesgo, como indica la OMS.

Esto se debe a que su organismo aún no está listo para recibir agua, lo que podría generar distintos problemas. Es posible que al darle el líquido, el bebé consuma menos leche materna, lo que podría derivar en una peligrosa desnutrición.

Además, en ocasiones, el agua puede estar contaminada. El organismo adulto puede combatir los agentes dañinos, pero el sistema inmune de los bebés menores de 6 meses no está preparado para hacerlo. En consecuencia, podría desarrollar una infección o diarrea que a la vez genera deshidratación.

La leche materna aporta todo lo necesario

A algunos padres les preocupa que sus bebés no adquieran los nutrientes necesarios al consumir únicamente leche materna. Sin embargo, ésta les aporta todo lo que los pequeños requieren para mantenerse en un buen estado de salud.

Al igual, está compuesta de 80 % de agua, por lo que los niños reciben toda la hidratación que su cuerpo exige durante los primeros meses de vida. Incluso, es útil hasta en los climas más calurosos. También contiene anticuerpos, grasas, proteínas, minerales y carbohidratos que el organismo de los recién nacidos demandan.

Por ende, es importante no administrar otro alimento o líquido si el bebé no ha cumplido aún los 6 meses. La leche tampoco debe diluirse con agua u otro elemento, ya que esto podría interferir con su función, según información de la OMS.

Pasado este tiempo, será posible agregar algunos ingredientes a la dieta de los bebés, pero todo debe ser bajo las indicaciones de pediatras.

mini:


Sigue leyendo:

Reacciona
Comparte