null: nullpx
bebe y mama

La inteligencia de tu bebé está relacionada con gatear: tips para estimularlo

Publicado 16 Dic 2019 – 07:07 PM EST | Actualizado 16 Dic 2019 – 07:07 PM EST
Reacciona
Comparte

Uno de los primeros momentos de independencia de tu bebé es cuando empieza a gatear. Este hito de movimiento en el crecimiento del pequeño conlleva una serie de grandes beneficios a su salud y desarrollo como mayores conexiones cerebrales, mejor coordinación, más fuerza y control, entre otros.

El control de su cabecita, sentarse sin apoyo, girar mientras está acostado, sostener su peso con sus brazos son acciones que poco a poco fortalecen los músculos de tu bebé y lo preparan para gatear.

Dicho fortalecimiento ayuda a que, alrededor de los siete y diez meses, estén listos para enfrentarse al gateo.

Es importante recordar que no todos los bebés se mueven con el gateo clásico —se mantienen en cuatro puntos y mueven brazo derecho y pie izquierdo (y viceversa) para avanzar.

La Academia Americana de Pediatría explica que algunos pequeños encuentran en otro tipo de movimientos la forma para moverse y descubrir su entorno.

A continuación te damos 6 tips que te ayudarán a estimular el gateo con tu bebé.

#1 Colócalo en su pancita

Desde sus primeros meses dedica un tiempo para que tu bebé esté boca abajo, sobre su pancita.

De acuerdo con el Departamento de Salud de Australia esto ayuda a que desde chiquito se acostumbre a esta posición y comience a desarrollar fuerza muscular en sus hombros, brazos, espalda y tronco, lo cual le ayudará muchísimo para cuando empiece a gatear.

#2 Juega en el piso

Cuando pongas a tu pequeño de pancita puedes procurar hacerlo en el piso, sobre la alfombra o un tapete. De esta forma tu bebé se sentirá familiarizado con las superficies en las que descubrirá su entorno mientras gatea.

#3 Familiarízalo con la posición de gateo

Ayuda a tu bebé a conocer la posición de gateo con una almohada o cojín en forma de rodillo. Coloca a tu bebé boca abajo sobre él y ayúdalo a rodar sobre el cojín hacia adelante y hacia atrás.

Una vez que se haya cansado de este movimiento, deja que experimente durante un rato el apoyo que le da la almohada en su pancita mientras tiene las manos y rodillas apoyadas en el piso.

Asimismo, puedes ayudarlo a familiarizarse con la posición si lo sostienes de su pancita.

#4 Motiva su curiosidad

Cuando estén jugando en el piso, coloca su juguete favorito u objetos que llamen su atención. Incluso tú puedes sentarte a poca distancia de tu bebé.

De esta forma, tu hijo tendrá un incentivo que lo motivará a moverse y a descubrir cómo puede llegar hasta el objeto o persona de su deseo.

Otra forma de estimular su curiosidad por alcanzar o moverse es colocar un espejo cerca de él o ella. Su reflejo puede ser el motivante perfecto para moverse lo más cerca al espejo.

Recuerda siempre supervisar a tu pequeño y nunca permitir que el acceso al espejo lo ponga en peligro.

#5 Sé su ejemplo

Una excelente forma en la que tu bebé puede sentir la urgencia de gatear es si te ve a ti haciéndolo.

Cuando lo motives con algún juguete lejos de su alcance, primero puedes demostrarle cómo se debe mover para llegar hasta el objeto en cuestión, de esta manera tu hijo puede intentar imitar el movimiento.

#6 Promueve un espacio cómodo para tu próximo explorador

Además de estar libre de objetos que lo pongan en peligro, es importante que el espacio donde tu bebé disfrute del juego sea cómodo, fácil y seguro para deslizarse.

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte