null: nullpx
Evergreen

Cuídate de la episiotomía en el parto: te explicamos qué es y cómo evitarla

Publicado 17 Ago 2021 – 02:23 PM EDT | Actualizado 17 Ago 2021 – 02:23 PM EDT
Reacciona
Comparte

Durante años, la episiotomía fue un proceso altamente recomendado para ayudar a los bebés a nacer. Sin embargo, luego de conocer sus efectos negativos, su aplicación se limitó sólo a algunos casos.

Este corte se realiza en el perineo, que es el tejido que se localiza entre la abertura vaginal y el ano, en el área del suelo pélvico; por lo tanto, la posibilidad de sufrir una infección o alguna otra complicación es alta, según detalla Mayo Clinic.

¿Cuándo es necesaria la episiotomía?

Los especialistas de Mayo Clinic advierten que existen tres casos en los que tu médico puede recomendarte una episiotomía:

  • El hombro de tu bebé está atorado detrás de tu hueso pélvico. A esto se le conoce como distocia del hombro.
  • Tu bebé tiene un patrón de frecuencia cardíaca anormal durante el parto.
  • Necesitas un parto vaginal instrumentado, es decir, se requiere usar fórceps o ventosa.

¿Cómo evitar la episiotomía?

Stanford Children's Health explica algunos de los efectos negativos de este procedimiento, entre los que se destacan: infecciones, hematoma perineal y dolor durante las relaciones sexuales. Para no padecer estas secuelas, hay algunas acciones que puedes tomar para evitar la episiotomía.

#1 Hacer ejercicios del suelo pélvico

En el sitio oficial de la Federación de Asociaciones de Matronas de España se explica que estos ejercicios se deben realizar a partir del segundo trimestre de embarazo y también en la etapa de posparto (siempre y cuando el médico lo autorice).

Los pasos son los siguientes:

  • Primero, busca los músculos correctos. Para identificarlos, las expertas recomiendan imaginar que tienes ganas de orinar, pero quieres evitar o cortar la salida de la pipí. El área en donde percibas esa sensación es el suelo pélvico.
  • Mantén una postura adecuada: columna vertebral alargada y pelvis en posición neutral.
  • Respira de manera natural mientras contraes y relajas tu suelo pélvico (no aguantes la respiración).
  • Realiza tres series al día de este ejercicio. Cada una de ellas debe llevar de 10 a 15 repeticiones, es importante descansar entre una ronda y otra.

#2 Masaje perineal para evitar la episiotomía

Este masaje lo puedes realizar tú misma o con la ayuda de tu pareja, a partir de la semana 36. El canal https://www.youtube.com/watch?v=x1UqAQlcuNw">FisioOnline comparte un video con la explicación del proceso paso a paso:

  1. El masaje se realiza sólo por 10 minutos y en días alternados, utilizando algún lubricante con base acuosa (por ejemplo, algún aceite a base de agua).
  2. Tu pareja debe utilizar su dedo índice y su dedo corazón (si decides hacerlo sola, entonces usa tu dedo pulgar).
  3. Colócate en una posición cómoda (puede ser sentada o recostada).
  4. Se deben introducir los dedos dentro de la vagina de forma suave y en posición plana.
  5. Se necesita masajear cada lado de la pared vaginal, estirando y alargando.
  6. Después se realiza un movimiento en forma de U, de lado a lado.
  7. Con el dedo que queda afuera se deben masajear los músculos exteriores.
  8. Al final se sacan los dedos para masajear la musculatura a nivel superficial.

Como futura mamá, te toca decidir cuál de estas dos técnicas te hace sentir más cómoda. Puedes practicar ambas o buscar ejercicios de respiración y métodos de relajación interior como la meditación o yoga, así lo señalan los mismos expertos.

Lo importante es que te conectes con tu cuerpo y puedas estar lo más tranquila posible durante la labor de parto.

¿Buscas contenido para tus peques? Todos los capítulos de La Gallina pintadita están en VIX cine y tv ¡gratis! Da clic en la imagen para ver esta linda caricatura.

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:EvergreenHijosLong form 10madresMéxico