null: nullpx
complicaciones en el embarazo

¿Comezón durante el embarazo? Puede ser una señal de un problema mucho más grande

Publicado 13 Abr 2020 – 05:49 PM EDT | Actualizado 13 Abr 2020 – 05:49 PM EDT
Reacciona
Comparte

Sentir comezón durante el embarazo es uno de los padecimiento más comunes que presentan quienes están próximas a convertirse en madres. Sin embargo, en algunas ocasiones el picor puede ser una señal de que algo no anda bien en el organismo.

Si bien es normal presentar comezón en zonas del cuerpo como la pancita, los pechos y en algunos casos los pies y las piernas, hay algunos casos particulares en los que la explicación va más allá que el estiramiento de la piel.

Con el fin de que te sientas tranquila y puedas definir si se trata de un simple malestar o si es algo más grave, te presentamos todo lo que debes conocer respecto a este padecimiento y las alternativas que tienes para que tu embarazo concluya satisfactoriamente. Toma nota.

¿A qué se debe la comezón?

La comezón o picazón en el embarazo se debe, principalmente, al considerable y rápido estiramiento que sufre la piel del abdomen y los pechos, a causa del aumento de tamaño y volumen de la pancita de la futura mamá.

Asimismo, otros cambios hormonales, como el aumento de estrógeno, también son factores que pueden acentuar esta sensación; en general, suele desaparecer después del parto, una vez que los niveles hormonales ha recuperado su normalidad.

Es importante mencionar que si la futura mamá sufría previamente de picores en la piel o de dermatitis atópica o eccema, es normal que durante el brazo la sensibilidad de la dermis y la comezón aumente. En esta caso, será necesario que asista con el dermatólogo para comenzar el tratamiento adecuado y disminuir esta sensación.

Colestasis intrahepática del embarazo: una posible causa

La comezón en el embarazo también puede ser signo de una actividad insuficiente del hígado. Esta funge, básicamente, como una señal natural emitida por el cuerpo, que tiene como finalidad indicar que el hígado ha perdido la capacidad de eliminar por completo las sustancias de la bilis.

Se trata, sobre todo, de sales o ácidos biliares que, cuando están presentes en la sangre en altas concentraciones, crean una sensación de picor. Esta situación es muy poco frecuente y se conoce como colestasis del embarazo o ictericia colestática del embarazo recurrente benigna.

Usualmente, este padecimiento se presenta en el último trimestre, a partir de la semana 32, debido a los cambios hormonales propios de este periodo y, más concretamente, al aumento desmedido de estrógenos y progesterona.

De acuerdo a una investigación realizada por The New York Times, esta enfermedad también puede presentar síntomas como picor en las palmas y plantas de los pies, orina de un color oscuro, dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen y malestar general.

Este padecimiento puede ser diagnosticado con la ayuda de un análisis de sangre. Con este, será posible analizar los niveles biliares y confirmar si el hígado está cumpliendo correctamente su función.

Actualmente, el tratamiento para disminuir este padecimiento consiste en la administración de un fármaco (cuyo principio activo es el ácido ursodesoxicólico) que se utiliza, usualmente, para los cálculos biliares, y para que el hígado reanude su actividad normal.

Remedios para aliviar la comezón

Para calmar la comezón en la piel, es aconsejable que la futura mamá:

- Evite el agua muy caliente cuando se baña, puesto que esta reseca la piel y puede empeorar la comezón.

- Utilice un jabón neutro y suave, nada agresivo. Al salir de la ducha, lo mejor es secarse la piel sin frotar y aplicarse una crema hidratante suave.

- Use ropa que no sea demasiado ajustada, preferiblemente, confeccionada con tejidos naturales, como el algodón o el lino.

Recuerda que así como todo lo cuerpos son distintos, cada mujer puede presentar síntomas y señales diferentes. Es por eso que debes estar atenta a los cambios que pueda presentar tu cuerpo y que mantengas una comunicación constante con tu médico de cabecera.

Mantente alerta y consulta a tu especialista de la salud cada determinado tiempo, te aseguramos que una vez que lo hagas, te sentirás mucho más tranquila y en paz respecto a la hermosa etapa que está por llegar.

¿Conocías de las existencia de este padecimiento? Cuéntanos en los comentarios.

mini:


¡Hey, no te vayas! Pensamos que te gustaría leer esto:

Reacciona
Comparte