Comida Mexicana

Un mole para celebrar a Frida Kahlo (y su amor por la cocina mexicana)

Hoy que la artista mexicana cumpliría 109 años visitamos una de las recetas que la acompañaron en sus fiestas. Un legado menos conocido que su obra y su estilo pero igual de emblemático en la cultura mexicana.
6 Jul 2016 – 2:05 PM EDT

Frida Kahlo era una entusiasta de las celebraciones. Los cumpleaños, los santos, los bautizos o las fiestas populares que abundan en el calendario mexicano —como las posadas de la época navideña o el Día de Muertos— eran un buen pretexto para organizar una tertulia. Así lo cuentan su hijastra Guadalupe Rivera y Marie-Pierre Colle en el libro Las fiestas de Frida y Diego, publicado en 1994.

Frida también sabía que en un buen anfitrión no se conforma con menos que buena comida. De ahí, que en esta publicación sea también la recopilación de las más de cien recetas de cocina tradicional mexicana que la pintora solía preparar y comer cuando ofrecía una fiesta.



El mole —y esto aplica no sólo para Frida— es uno de los platos de la comida mexicana que más se asocia con los festejos (toma tiempo elaborarlo, así que no es para todos los días) y que se prepara en abundancia.

Aquí la receta de la propia Frida, parte de Las fiestas de Frida y Diego, para organizar una fiesta, con todo su estilo, hoy que sería su cumpleaños 109.

Ingredientes

  • 1/2 lb de chiles mulatos desvenados y sin semillas
  • 3/4 lb de chiles pasillas desvenados y sin semillas
  • 3/4 lb de chiles anchos desvenados y sin semillas
  • 1/2 lb de manteca
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cebollas medianas picadas
  • 2 tortillas duras, cortadas en trozos
  • 1/2 bolillo duro
  • 1 Cda de pasitas
  • 2 Cda de almendras
  • 6 Cda de pepitas de calabaza
  • 2 Cda de ajonjolí
  • 1 cdta de anís
  • 2 clavos de olor
  • 1 raja de canela
  • 1 cdta de pimienta negra
  • 3 tablas de chocolate de metate o al gusto
  • ¼ lb de tomates pelados y picados
  • sal y azúcar al gusto
  • 1 guajolote o pavo grande partido en piezas y cocido en un buen caldo hecho con zanahorias, poro, cebolla, una rama de apio perejil y un diente de ajo (se puede sustituir el pavo por 4 pollos)

Preparación:
Los chiles se pasan por 150 gramos de manteca caliente, se colocan en una cazuela con agua muy caliente y se deja que suelte el hervor para que se suavicen.

En la misma manteca se acitronan los ajos y las cebollas; se añaden las tortillas, el pan, las pasitas, las almendras, las pepitas y la mitad del ajonjolí, el anís, los clavos, la canela, la pimienta, el chocolate y los jitomates. Se fríe todo muy bien. Se agregan los chiles escurridos y la mezcla se fríe unos segundos más.
Se licua todo con caldo en el que se coció el pavo y se cuela.

En una cazuela grande se calienta el resto de la manteca, se añade la salsa, se deja hervir el mole durante 5 minutos, se sazona con sal y azúcar (debe quedar dulcecito) y, si es necesario se añade más caldo; debe quedar una salsa más bien espesa.

Se deja hervir de 20 a 25 minutos a fuego lento, se le añaden las piezas de guajolote, se deja hervir 5 minutos más y se lleva a la mesa en la misma cazuela, espolvoreándolo con el resto del ajonjolí tostado.


Más contenido de tu interés