null: nullpx
Animales

¿Tu gato te toca la nariz con la suya? Lo hace por una tierna razón que te hará amarlo más

Publicado 1 Dic 2020 – 03:22 PM EST | Actualizado 1 Dic 2020 – 03:22 PM EST
Reacciona
Comparte

Aunque los gatos son animales solitarios, tienen una peculiar forma de comunicarse con otros felinos y lo hacen a través de su nariz.

Los gatos domésticos, si no tienen otra mascota como compañero, suelen ser animales huraños y poco sociables que no les gusta convivir con otros animales o humanos.

La conducta cambia en los gatos que viven acompañados o en los callejeros, pues suelen vivir en pequeñas manadas; sin embargo, tienen un comportamiento en el que coinciden, ya que es instintivo de los felinos.

Los gatos no pueden manifestar su aprecio con palabras o abrazos y recurren a su nariz asegurarse de que todo está en orden.

Cuando dos gatos desconocidos se encuentran suelen saludarse con un choque de narices para reconocerse y establecer un ambiente de armonía, pues es una conducta afiliativa; es decir, crean un vínculo emocional positivo.

El saludo de narices también ocurre entre gatos que viven juntos, pues es una manera de informar sobre sus actividades después de haberse separado por varias horas.

El olfato de los gatos no es tan desarrollado como el de los perros, pero también forma parte de importante de la vida felina.

A diferencia de la creencia popular, el uso principal del olfato de los gatos no es para cazar, sino para socializar.

Los gatos son ciegos al nacer, pero su sentido olfativo ya está totalmente desarrollado, por lo que la nariz es el primer contacto que tienen para reconocer a su madre y a sus hermanos.

El reconocimiento a través del olfato es una conducta que los gatos utilizan a lo largo de su vida para comunicarse con otros felinos.

El toque de nariz es una demostración amistosa para hacerle saber a otro gato que es aceptado y para marcar territorio, en el caso de los felinos que no se conocen.

Cuando un gato detecta a un animal extraño, el roce de cabezas es una forma para impregnar su olor en él e indicarle que está en un espacio de armonía.

En caso de que un gato no acepte al otro, usa sus glándulas de olor en la parte trasera de su cuerpo para impregnar su olor en él, pero no es gesto amistoso, sino de dominación.

Algunos gatos suelen usar el choque de narices con otras especies, ya sea un perro o un humano. En cualquier caso, es un gesto amistoso.

Si los gatos quieren chocar la nariz con su dueño, no hay nada de malo, pues es un gesto de aceptación.

Otro hábito de los gatos es el cabezazo, el cual aprenden de cachorros para identificar a su madre cuando son amamantados.

Acercar su cabeza no es una forma de buscar pelea, sino es una forma genuina de demostrar amor. Con el choque de nariz, el gato te está saludando; con el cabezazo, te está diciendo que te ama.

mini:


No te pierdas:

Reacciona
Comparte