null: nullpx
Arg-local

Olvídate del calendario tradicional: deberías organizar tu vida según el ciclo menstrual

Publicado 25 Mar 2019 – 05:25 PM EDT | Actualizado 25 Mar 2019 – 05:25 PM EDT
Reacciona
Comparte

En las mujeres, las hormonas cumplen un papel fundamental, ya que son las responsables del ciclo menstrual, pero también son las responsables de tu energía, humor, apetito, productividad y rendimiento físico.

Es por esta razón, que es importante que conozcas tu ciclo menstrual para poder entender la bioquímica de nuestros cuerpos y adecuar nuestros ritmos biológicos a nuestras vidas.

Ciclo menstrual: 4 etapas

Si bien cada mujer y cada fase del ciclo menstrual es único y diferente, hay cuatro partes que se repiten en cada ciclo y es importante que conozcas cuándo y cómo se producen. Olvida el calendario gregoriano, y comienza a contar de acuerdo a tu ciclo.

Fase 1: menstruación

Cuando se produce la primera descarga de sangre roja y abundante, es el inicio de la menstruación y del primer día de tu ciclo. El período dura en promedio entre 3 y 7 días y la cantidad promedio del flujo vaginal es alrededor de un cuarto de taza.

Erika Irusta, pedagoga menstrual, recomienda durante esta fase administrar bien la energía y descansar mucho. También hace hincapié en que como tenemos la sensibilidad a flor de piel, es un buen momento para aprovechar escuchando música, leyendo libros, yendo al cine y solucionar problemas: «Dale rienda suelta a tu creatividad y a tu sabiduría. La fase menstrual es especialmente hábil para la resolución de problemas».

Fase 2: preovulatoria

La segunda fase del ciclo menstrual comienza cuando se va la menstruación por completo. Es decir, no hay sangre, apenas hay flujo (los primeros días de la fase) o el flujo es transparente y no abundante. Esta fase y la fase menstrual, forman parte de la fase folicular.

De acuerdo a un estudio publicado en la Biblioteca de Medicina de EE.UU. durante esta etapa del ciclo, existe mayor tolerancia al dolor. También aumenta progresivamente la capacidad para ejercer fuerza y la resistencia.

Esto significa que en las dos primeras semanas del ciclo es cuando la fuerza y la resistencia son mayores, por lo que es la etapa ideal para ganar músculo y debes aprovechar para optimizar el entrenamiento.

Erika Irusta explica, además, que esta fase está caracterizada por fuertes picos de actividad y una sensación de no querer parar. Además, asegura que es la fase más productiva, ya que tenemos nuestra capacidad intelectual y racional más avanzada. También es óptimo para hacer aquellas tareas que te dan más pereza: gestiones administrativas, limpieza, redactar informes, etc.

Fase 3: ovulatoria

En esta etapa estamos ovulando, lo que quiere decir que el óvulo ya maduro llegó al útero. Esta fase es bastante corta y dura entre dos y tres días en la mitad del ciclo. La fase de la ovulación también coincide con el periodo más fértil de una mujer, donde la vagina posee mayor lubricación y la concentración de hormonas aumenta el deseo sexual.

También durante esta fase estamos muy sociables, muy comunicadoras, con un instinto devorador gigante. «Eres una bomba sexual. Aprovecha para hacer las cosas que más te apetezcan con quien quieras», explica la especialista.

Fase 4: premenstrual

Durante esta etapa sube progresivamente la progesterona y comienzan a descender los estrógenos. Si no hay implantación del óvulo, el endometrio empieza a degradarse, es decir, que este óvulo no fertilizado, se prepara para ser eliminado durante la menstruación.

Este declive hormonal de los estrógenos es el que produce calambres, dolores, antojos, ansiedad, fatiga, cansancio y todas las molestias conocidas durante el síndrome pre-menstrual.

Erika Irusta explica que, si bien las actividades físicas durante estos días van a costar más, son necesarias las endorfinas que genera el deporte. «Haz ejercicio moviéndote desde el placer y no desde la parte competitiva. Elige lo que más te guste para poder cogerlo con muchas ganas. Si haces esto en la pre-menstruación, cuando tengas la regla te sentirás mejor físicamente también».

Ya lo sabes, tu ciclo menstrual es mucho más que la menstruación y el dolor de ovarios. Conocerlo, te hará ser consciente más de tu propio cuerpo.

Sigue leyendo:

Reacciona
Comparte