null: nullpx
Alimentación

Megarexia: el trastorno alimenticio que está afectando la vida de la población

Publicado 26 Jun 2017 – 04:30 PM EDT | Actualizado 14 Mar 2018 – 09:48 AM EDT
Reacciona
Comparte

Por desgracia, existen diversos trastornos alimenticios que afectan a un gran número personas, principalmente a las mujeres. Tan sólo en México, se calcula que cada año hay 20,000 casos nuevos de trastornos de la alimentación. Estos padecimientos tienen algo en común: quienes los sufren tienen una visión distorsionada de su cuerpo, no lo perciben como realmente es.

Si bien la anorexia y la bulimia son los trastornos alimenticios más conocidos, existe otro padecimiento llamado megarexia. Las personas que la padecen consideran que su peso es adecuado y su cuerpo luce delgado, aun cuando tengan obesidad.

Quienes viven con megarexia están convencidos de que su figura tiene el peso y las proporciones ideales y que poseen una apariencia sana (inclusive algunas personas con megarexia pueden confundir el sobrepeso con fuerza, creyendo que se trata de masa muscular), a tal grado que se niegan a hacer ejercicio y llevar una dieta saludable. Por el contrario, consumen grandes cantidades de alimentos, la mayoría de ellos saturados de grasas y calorías, pues están seguros de que eso no les hará subir de peso, ya que al mirarse al espejo ellos ven un cuerpo delgado.

Marina Díaz Marsá, directora de la Unidad de Trastornos de Conducta Alimentaria del Hospital Clínico en Madrid, explicó para medios de comunicación que las personas que sufren megarexia tienen una distorsión en su esquema corporal, lo que provoca que se vean a sí mismos como delgados y sanos, sin percatarse de que padecen sobrepeso u obesidad.

Además de sobrepeso u obesidad, la ingesta de alimentos con las llamadas calorías vacías, es decir que no aportan nutrientes (como el pan de caja, frituras, comida rápida, refrescos, etc), provoca otras enfermedades como diabetes, hipertensión arterial, anemia, etc.

El nutriólogo español Jaime Burgos fue el primero en acuñar este término en los primeros años de la década de los 90, en su libro Dieta Isoproteica. Debido a que este trastorno alimenticio es poco conocido, no se tienen cifras exactas de cuántas personas lo padecen. No obstante, se calcula que un porcentaje importante de las 500 millones de personas que padecen obesidad en el mundo, podrían ser megaréxicos no diagnosticados.

En la literatura médica, también es posible encontrar este padecimiento como “fatorexia”, sobre todo después de que Sara Bird publicara en Gran Bretaña un libro llamado Fatorexia, ¿qué ves cuando te miras al espejo? En él, la autora relata su propia experiencia con este trastorno y explica que el término “fatorexia” proviene de “fat”, que es ‘gordo’ en inglés y “orexis”, que significa ‘apetito’.

“Se trata de una condición, aún no catalogada como enfermedad, en la que existe una evidente alteración de la imagen corporal. Los pacientes con este mal suprimen las percepciones visuales y táctiles relacionadas con el aumento de volumen de su cuerpo, pues tienen inhibidas las conexiones cerebrales que permiten aceptar su figura. Se da muchas veces en personas que fueron delgadas y no son capaces de asumir su nuevo aspecto”, explicó la doctora Patricia Cordella en el sitio web Reed de Salud UC.

Algunos de los síntomas de megarexia son:

  • Evitar mirarse en espejos de cuerpo completo
  • Desconocer cuánto pesa exactamente
  • Utilizar prendas holgadas y asegurar que toda la ropa les queda grande
  • Asegurar que las personas exageran al decirle que tiene un problema con su peso o su alimentación
  • Creer que las básculas están descompuestas cuando le marcan su peso real

El tratamiento para la megarexia o fatorexia consiste en una terapia psicológica para que la persona aprenda a conocer su cuerpo y lo acepte tal y como es, además de una dieta equilibrada que le permita tener un peso adecuado y mejorar su salud.

Reacciona
Comparte