null: nullpx
Coronavirus

¿Las lágrimas pueden contagiar el coronavirus? Investigación italiana tiene la respuesta

Publicado 23 Abr 2020 – 11:26 AM EDT | Actualizado 23 Abr 2020 – 11:44 AM EDT
Reacciona
Comparte

La aparición del coronavirus en Wuhan, China, en diciembre de 2019 y su rápida propagación ocasionó cientos de dudas, verdades y mitos respecto a esta nueva cepa.

Desde si fue un virus creado en laboratorio y los efectos que tiene en el cuerpo, hasta las maneras en las que se puede contagiar. Todo lo relacionado a este virus causa incertidumbre.

Frente a estas preguntas, la Organización Mundial de la Salud ha dejado en claro que la transmisión de COVID-19 ocurre de persona a persona, principalmente a través de gotitas respiratorias al momento de toser o estornudar.

Sin embargo, también se están investigando otras rutas, pues se ha detectado la presencia del SARS-CoV-2 en fluidos corporales, como en las lágrimas.

¿Las lágrimas fuente de contagio?

Según un estudio publicado por la revista médica Annals of Internal Medicine, se detectó que la primera paciente con COVID-19 en Italia presentó niveles del SARS-CoV-2 en sus fluidos oculares, varios días después de que el virus ya no apareciera en las muestras nasales.

La paciente de 65 años fue ingresada en el hospital desde el día uno de sus síntomas, puesto que presentó tos seca, dolor de garganta, inflamación en la mucosa nasal y conjuntivitis.

Días después de su ingreso, debido a la persistencia de la infección en el ojo, se recogió una muestra ocular y se detectó ARN del virus.

Se continuó con la recolección de pruebas todos los días y los resultados fueron positivos durante tres semanas, hasta que por fin se detecto una disminución de la concentración del virus.

Desde el día 15 hasta el 20, la conjuntivitis parecía haber mejorado. Cinco días después de que se volvió indetectable, la muestra de hisopo nuevamente encontró material genético de coronavirus.

La búsqueda de respuestas

Con esta pequeña investigación, los especialistas del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas Lazzaro Spallanzani descubrieron que los fluidos oculares de pacientes con COVID-19 pueden contener virus infecciosos y, por ende, ser una fuente potencial de contagio.

Este estudio recalca la importancia de seguir las recomendaciones sanitarias ya emitidas, como evitar tocarse la nariz, boca y ojos, así como lavarse frecuentemente las manos.

Asimismo, los investigadores recomendaron usar equipo de protección apropiado y realizar exámenes oftalmológicos, debido a que la mucosa ocular puede ser el sitio de entrada del virus y también la fuente de contagio.

A pesar del resultado obtenido, los científicos indicaron que se necesitan más estudios para detectar cuánto tiempo el virus continua activo, así como evaluar el potencial infeccioso del material genético en las lágrimas.

Sólo el aislamiento del virus en un cultivo celular podrá demostrar su capacidad infecciosa y si su transmisión puede ocurrir directamente de las secreciones del ojo.

mini:


Esto también te puede interesar:

Reacciona
Comparte