null: nullpx
cerebro

Esta es la razón por la que tu nivel de popularidad en la escuela afecta tu vida adulta

Publicado 27 Jun 2017 – 12:57 PM EDT | Actualizado 24 Mar 2018 – 01:49 AM EDT
Reacciona
Comparte

La jerarquía social que viviste en la secundaria y preparatoria sigue afectando tu mente mucho tiempo después de que te graduaste. 

Estudios muestran cómo la popularidad que tuvimos en la escuela afecta nuestra vida adulta. Básicamente esto sucede porque nuestro cerebro sigue moldeándose durante la pubertad y aspectos como nuestro estatus social en la escuela, pueden afectar nuestras experiencias como adultos. 

Esto se explica en el nuevo libro del psicólogo Mitch Prinstein, titulado "POPULAR: The Power of Likability in a Status- Obsessed World". Prinstein asegura que nuestro cerebro se desarrolla de forma tan dramática durante esos años adolescentes que las experiencias que tenemos pueden afectar nuestro cerebro y cómo viviremos el resto de nuestras vidas. Esto explica porque muchos de nosotros recordamos nuestros años de secundaria , preparatoria y qué tan populares fuimos con mucha intensidad, a pesar de que ya pasaron años de que dejamos esa etapa de nuestras vidas. 

Algunos estudios sugieren que esta "necesidad" de ser popular se vive desde la prehistoria. Las personas formaban pequeños grupos y el estatus social era importante para propósitos evolutivos. Ser admirado y deseado era una técnica de sobrevivencia.  

Los efectos de la popularidad también afectan nuestro cerebro de otras formas. En 2015, un estudio publicado por el "Proceedings of the National Academy of Sciences", encontró que el cerebro de las personas populares tiende a tener una característica en común: están más en sintonía con la popularidad de otras personas. El estudio sugiere que las personas populares son así porque les importa la popularidad a un nivel neural. 

Otro factor que contribuye a la popularidad de una persona es la percepción que tiene de si mismo, de que realmente son populares a pesar de no serlo. Todos tendemos a ser atraídos por personas que percibimos como populares, a pesar de que no nos guste cómo son, lo que hace a esas personas aún más populares. 

Esto podría explicar nuestro gusto culposo de ver reality shows sobre gente famosa o porque en la secundaria y preparatoria poníamos mucha atención a las actitudes de los niños (as) populares, a pesar de que no nos juntáramos con ellos. 

Otro aspecto importante sobre cómo la popularidad en la escuela afecta nuestra perspectiva social es a través de cómo "procesamos la información social". Es decir, la forma rápida pero compleja en la que juzgamos una situación social y cómo actuamos acorde. Prinstein usa como ejemplo de decir "perdón" constantemente cuando le pegas a alguien por accidente. "Las decisiones que tomamos en ese mili segundo con este tipo de reacciones revelan ciertos hábitos que pueden recaer en nuestro pasado", asegura. Debido a que nuestro cerebro adulto se empieza a formar en la secundaria y preparatoria, muchas de nuestras habilidades sociales se forman también en esos espacios. 

"Entre más entendamos la popularidad y cómo nos afecta en nuestras vidas, somos más propensos a romper el ciclo de experiencias interpersonales que comenzaron en la escuela", escribió Prinstein para el diario The Guardian.

Esto no significa que como adultos debemos seguir analizando a los niños populares de la escuela, pero tampoco es conveniente ignorar todo eso. La investigación de Prinstein simplemente explica porque podríamos seguir sintiendo los dolores que nos dio la popularidad en nuestro pasado, y cómo los seguimos viviendo de forma subconsciente.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:cerebroMéxicopersonalidadVix