null: nullpx
Belleza

No hay defensa contra unos labios rojos

Arréglate todos los días pensando en la posibilidad de encontrarte con algún ex.
23 Mar 2016 – 7:25 AM EDT

Por Mari Paz Ocejo,@yosoylasardina. Editora de revistas de moda y belleza (*)

Arreglarse todos los días como si fuéramos a encontrarnos con algún ex. La teoría es esta amiga, siempre guapa e impecable, funciona. Sin duda. Sí, porque en caso de encontrarte al susodicho, él seguramente pensará: “De la que me perdí”, lejos del “vaya garrita de la que me libré”.

Las mujeres tenemos muchas armas de las que podemos echar mano para vernos súper bien. Y una de esas armas es el maquillaje: así que... usémoslo. Creo que todas notamos la diferencia cuando hacemos un esfuercito y nos decoramos, aunque sea un poco.

Personalmente, desde hace rato decidí no ir totalmente “al natural” ni para viajar. Nunca sabes a qué tendrás que enfrentarte y te aseguro que, si de pronto se te presenta un compromiso, agradecerás haber hecho la tarea antes de salir de casa. Si aplicas la mentalidad de mi amiga no se te ocurrirá enfrentar el mundo sin darte por lo menos una manita de gato.

Hay casos –sólo estos, de verdad-, en los que no es necesario maquillarse:
• Si te van a operar de la apéndice, por ejemplo.
• Si vas a tener un bebé. Pero, eso sí, una vez consumado el parto, la crema y una base muy natural serán muy apreciadas; incluso un poco de rímel y brillo en la boca.
• Si vas a hacer deporte tampoco conviene ir con una plasta que según vaya creciendo el esfuerzo empezará a escurrir por tu rostro, quitándole todo el valor a tu imagen de chica sport. Lo que sí: sunblock con un mínimo de 15 de factor de protección solar.
• Si te vas a poner al sol, nadar y demás asuntos acuáticos, tampoco te aconsejaría usar muchos potingues; pero eso lo elige cada persona.

Quitando estos momentos, en todos los demás resulta muy encomiable presentar la mejor faceta de ti. Otra de mis mejores amigas, que también se ve siempre fantástica, parece traer una alarma que le recuerda pintarse la boca unas 40 veces al día. Su éxito es rotundo siempre. Y es que bien cuenta la leyenda que no hay quién se resista a unos labios rojos bien pintados.

Prueba a salir todos los días con una boca al estilo de Dita Von Teese y verás los excelentes resultados. No creas que para compartir estas contundentes sentencias me inspiré únicamente en las amigas, no. Me tomé la molestia de levantar una encuesta entre un grupo de personas de ambos sexos y los resultados fueron apabullantes.


¿Qué te parece, te animas?

También te interesa:


Más contenido de tu interés