null: nullpx
Belleza

Botox para principiantes: te resolvemos 22 dudas frecuentes

Según nuestro especialista en dermatocosmética, la razón por la que las aplicaciones de la toxina botulínica tienen cada vez más seguidores es que se han vuelto más sutiles y agradables a la vista, dejando atrás las caras rígidas y las expresiones congeladas. Sin embargo, hay información básica que debes conocer antes de someterte a este procedimiento estético.
3 Nov 2016 – 9:14 AM EDT

Para saber más —y resolver las dudas que nos quedan— sobre el botox (toxina botulínica) entrevistamos al Dr. Uriel Hedding, médico cirujano especialista en dermatocosmética. El experto nos explicó todo lo que queríamos saber sobre la técnica de rejuvenecimiento que se ha convertido en la aliada de belleza favorita de mujeres y hombres alrededor del mundo.


1. La toxina botulínica es una neurotoxina que causa una parálisis flácida
Los doctores administran diferentes dosis, con una variedad de efectos muy clara. Los especialistas en la aplicación de este tipo de productos tienen la posibilidad de provocar: parálisis, paresia o relajación. Todos ellos son niveles distintos de inmovilidad que se logran dependiendo de la cantidad de toxina que se aplica. Con la parálisis se inmoviliza, con la paresia hay poca movilidad, mientras que con la relajación la movilidad es casi normal, pero menor que si no se aplicara nada. La parálisis flácida provoca que el músculo se deje de mover. La aplicación del botox es una parálisis inducida, pues con ella se afecta la comunicación entre el nervio y el músculo, se interrumpe. En manos expertas esta interrupción es controlable.



2. Las dosis varían según los requerimientos de cada persona
Si lo que quieres reducir son las 'patas de gallo' es probable que recibas cinco 'piquetes' de cada lado. Si son las líneas de la frente, serán entre ocho y diez. Si se trata del entrecejo, cuatro. El especialista asegura que de un total de 30 'piquetes' lo más probable es que solo te duelan tres o cuatro y los demás ni los sientas.

3. La aplicación de la toxina botulínica solo debe hacerla un médico
Si hubiera alguna complicación el médico tendrá los conocimientos de medicina para resolver el problema. Además debe estar bien capacitado y conocer a la perfección la anatomía del rostro.

4. Cirujanos plásticos, dermatólogos y los especialistas en medicina estética son los expertos que pueden aplicar el botox
Aunque hay médicos con otras especialidades que quieren realizar medicina estética y empiezan a capacitarse para aplicar esta toxina. Con la capacitación adecuada pueden hacerlo sin problemas.

5. Antes de aplicar la toxina botulínica el doctor debe hacer una exploración física
En ella, le pide al paciente que mueva los músculos, observa la respuesta y a partir de eso realiza una valoración para determinar dónde hay que aplicar la toxina.

6. El tiempo de aplicación puede ser muy rápido
En algunos casos los pacientes sólo 'padecen' cinco minutos de 'piquetes'.

7. Puede doler, pero solo un poco
Antes de empezar a inyectar se aplica un poco de gel analgésico (o gel frío) para que el pinchazo moleste lo menos posible. Aunque en todo caso el dolor no es muy fuerte; digamos que en algunos casos duele más exprimir un grano que una inyección de toxina botulínica.

8. L a edad ideal para empezar a aplicar botox es a los 25 años
Suena descabellado, pero partamos de que la idea es que funcione como preventivo. Una piel de 40 años que ya perdió la continuidad y está marcada por arrugas que tienen mucho tiempo, será más difícil de desarrugar; se logra con tratamientos, pero cuesta más trabajo. Por eso lo ideal es prevenir y poner pequeñas dosis ('baby botox') a los 25, 26 y 27 años que es cuando el proceso de envejecimiento empieza a ser más visible.

9. La tendencia de aplicación actual es el 'baby botox'
Se trata de un nivel de relajación simple en el que todo se mueve, se puede arrugar para que se vea natural y la gente no se percate que tienes la tóxina. Las dosis son mínimas y por eso es ideal empezar a temprana edad.

10. Algunos médicos recomiendan aplicar la toxina botulínica dos veces al año
Idealmente cada cinco meses. Según nos explicó el doctor Hedding, el efecto clínico dura entre cuatro y seis meses, pero llegado el sexto mes el paciente ha perdido prácticamente todo el efecto de la toxina. Hay casos en que puede durar hasta ocho meses pero son excepcionales. La frecuencia debe determinarse según cada paciente.

11. El efecto en el entrecejo dura menos porque el músculo afectado es fuerte
Con las nuevas tendencias de aplicación procuran dejar un poco de movimiento para el efecto se vea natural. El reducir dosis también reduce el tiempo de duración, por eso hay pacientes que a los cuatro meses empiezan a perder el efecto.

12. El efecto secundario de aplicar la toxina botulínica es la aparición de moretones
Cuando hay una mala aplicación, hay resultados negativos. Es común cuando el médico que la aplica no conoce bien la anatomía del rostro y se equivoca. Regularmente estos problemas pueden resolverse fácilmente: se dejan pasar diez días, se vuelve a revisar al paciente y se hace un tratamiento de reparación.


13. Es común que los pacientes que están por recibir una primera aplicación tengan un poco de miedo
Los que tienen más dudas son los que no tenían en mente recibir un diagnóstico en el que se les recomendara la aplicación de la toxina, y su preocupación es no quedar bien. Las historias sobre aplicaciones de productos prohibidos (como aceites y plásticos) con resultados desastrosos son los que asustan a los pacientes.

14. Hay diferentes marcas de toxina botulínica
Algunas de ellas son : las tres aceptadas en México por la Cofepris (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) son Botox, Dysport y Xconeen. Es importante que las toxinas que se usan para estos procedimientos estéticos sean aceptadas por las autoridades que regulan su uso en el país en el que te las quieras aplicar. Investiga, no dejes que te inyecten toxinas de marcas riesgosas.


15. La toxina botulínica se aplica en la medicina estética en las arrugas hiper dinámicas
Estas son como las del entrecejo, las 'patas de gallo', las de la frente, las del depresor del ángulo de la boca (conocidas como las 'líneas de marioneta'), y las del cuello. También se usa en las axilas, manos y pies para controlar el sudor.

16. Hay tratamientos con una marca de toxina para controlar el acné
Se trata de una aplicación novedosa, diferente y muy efectiva.

17. Hay algunos antibióticos que están contraindicados para el uso de la toxina
Esto es porque aceleran mucho su eliminación, pero son casos aislados y específicos.

18. Hoy se sabe que cuando una persona queda mal es por una aplicación incorrecta y no por falta de cuidados posteriores
Está comprobado que la toxina se fija a los diez mili segundos, es decir, en el mismo momento que el doctor está inyectando y la toxina se está fijando en el lugar en donde se quedará. Antes recomendaban no hacer ejercicio ni acostarse durante las cuatro horas siguientes a la aplicación. Pero según el Dr. Hedding las investigaciones actuales aseguran que no son necesarias estas precauciones.


19. Algunas terapias no se recomiendan después de la aplicación
Se pide evitar las terapias galvánicas, de radiofrecuencia o electro estimulación en la zona en la que se hizo la aplicación del botox, porque aceleran el proceso de eliminación.

20. Prácticamente cualquier mayor de edad puede tratarse con toxina botulínica
Solo pacientes con ciertas patologías musculares son los que no deberían tratarse con esta toxina; pero definitivamente este tipo de pacientes no están en busca de este tipo de tratamientos estéticos pues muchas veces ya saben que no son candidatos para que se les apliquen.

21. Por precaución no se aplica la toxina botulínica a las mujeres embarazadas.

22. El botox está contraindicado cuando se ha recibido la vacuna contra el tétanos
El doctor Hedding recomienda una ventana de tiempo: hay que esperar entre una y otra al menos una semana. La razón es que la vacuna puede provocar reacciones como fiebre y malestar general haciendo que el cuerpo produzca anticuerpos, por lo que es preferible separar sus aplicaciones.

Ver también:


Publicidad