null: nullpx
Belleza

¿Sabes lo qué ocurre si no lavas tus brochas de maquillaje?

Un pincel para el maquillaje sucio puede albergar el moho y las bacterias iguales a los de un cepillo para lavar el escusado. ¿Te sorprende? Por eso te decimos cómo evitar que esto suceda.
29 Oct 2016 – 10:33 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Las brochas sucias contaminan y perjudican a tu maquillaje, pero lo peor de todo es que pueden dañar tu piel. Crédito: IStock

¿Cada cuándo lavas tus brochas o esponjas? O más bien ¿alguna vez lo has hecho? Te impresionaría saber todas las bacterias que éstas pueden almacenar si no las lavas periódicamente. Además, hacerlo es de suma importancia pues las bacterias o el moho que se llega a formar pueden afectar la salud de tu piel e incluso contagiarte infecciones.

Un claro ejemplo fue el caso de la modelo Anthea Page, a quien tras cuatros días de trabajo en un desfile y una rutina poco higiénica por parte de sus maquillistas, contrajo una infección en el ojo. La modelo, a través de su carta en Instagram, quiso concientizar sobre la importancia de la limpieza a la hora de maquillar.

Limpiar brochas no es algo que ocupa únicamente a los maquillistas profesionales: es algo que todos tendríamos que hacer.

Tom Pellereau, ganador de programa El Aprendiz Reino Unido 2011 e inventor de StylPro Makeup Brush Cleaner and Drier, platicó con algunos maquillistas y preguntó: ¿qué podría crear que les facilitara su trabajo? Muchos contestaron que un mecanismo rápido y sencillo para lavar brochas de maquillaje sería ideal.

Pellereau se cuestionó: ¿cuántas bacterias puede haber en una brocha? Por lo que decidió poner a prueba esa pregunta. Persuadió a 35 consumidores y maquillistas para que le prestaran sus brochas y así poder medir la cantidad de bacterias que albergaban sus herramientas. Después de pasar horas en un laboratorio, concluyó que de las 35 brochas, 58% eran poco higiénicas para su uso, 34% tenían niveles peligrosamente altos de bacterias y dos tenían más bacterias que las que se esperaría de un cepillo para limpiar escusados ¿Puedes creerlo?

No lavarlas puede provocar:

• Que su tiempo de vida se reduzca considerablemente, pues si no las cuidas las cerdas comienzan a perder forma.

La transmisión de infecciones. Agniezka Pazdzior, directora de formación de Benefit, platicó para El País: “Compartir los útiles de maquillaje equivale a hacerlo con el cepillo de dientes. Con ellos podemos transmitir bacterias, herpes y cualquier otra enfermedad de la piel”.

Cosméticos sucios. Si tu brocha está llena de bacterias y ésta toca algún producto como una paleta de sombras, en automático, tu cosmético estará contaminado.

Platicamos con el Make Up Artist mexicano Alejandro Campos quien nos dio las siguientes recomendaciones:

• Limpio mis brochas entre cada modelo o cliente, ya que son distintas personas y de esta manera evito intercambiar cualquier organismo que pueda dañar a la otra. Si las herramientas son de uso personal, recomiendo limpiarlas mínimo dos veces por semana sobre todo las de base de maquillaje y corrector.

• Hacerlo es muy sencillo, “Yo lo hago de la misma manera con todas. Tomo una toalla de papel en la palma de mi mano y pongo la brocha, atomizo mi Instant Brush Cleanser de Make Up For Ever y comienzo a hacer movimientos circulares hasta que la brocha deje de soltar color. Si estas son de pelo natural utiliza un limpiador de brochas libre de alcohol”, afirma Campos. Una gran opción es Dry Clean Instant Dry Brush Cleanser Spray de Sephora Collection pues es un spray en seco que limpia de inmediato y que, al no usar agua, te permite usar la brocha al momento.

• Después de limpiarlas, déjalas por lo menos 20 minutos extendidas para que se sequen lo mejor posible.

Sobre los cosméticos:

• Cuando el maquillaje es en polvo, Alejandro Campos recomienda aplicarlo con brocha ya que la esponja absorbe mucho más fácil la grasa del rostro y si no se limpia periódicamente es como esparcir bacterias y suciedad a tu cara.

• Si usas el maquillaje todos los días, Campos recomienda que una vez por semana limpies el estuche donde lo guardas. Además, con pañuelos de papel debes retirar la superficie sucia de todos los productos, ya sea en crema o en polvo, para que estos duren mucho más y estén limpios.

Recuerda, aunque te laves la cara día y noche y la cuides con cremas y citas al dermatólogo, si no lavas tus herramientas de maquillaje, tu piel estará contaminada. Di no a la flojera de lavar tus brochas y dile si a una piel limpia y sana.

Más recomendaciones de limpieza:

Johnson´s Baby Shampoo: otra gran opción es limpiar tus herramientas con agua y jabón. Como su nombre lo dice, este producto dejará tus brochas como el pelo suave de un bebé. Basta con poner un poco del producto y de agua en la palma de tu mano, limpiar bien tu brocha, enjuagar y repetir hasta que no salga color de la misma.

Conditioning Brush Cleanser de Bobbi Brown: te recomendamos agregar este producto en un plato hondo con agua. Introduce tu brocha, haz un movimiento circular y enjuaga muy bien. Si es necesario agrega un poco de Johnson´s baby Shampoo para que tu brocha quede ultra limpia. Al final pásala sobre una toalla de papel y deja que seque muy bien.

StylPro Makeup Brush Cleaner and Drier: es un producto fácil de usar y que te ahorra tiempo y esfuerzo. El mango de tu brocha se adhiere a un dispositivo y una vez hecho esto, lo acercas a un contenedor con un jabón especial. El dispositivo dará vueltas por 10 segundos y después, al sacarlo sin agua, dará giros de 8 segundos que secarán por completo tu brocha. Lo únicio malo es que el producto aún no está disponible en Estados Unidos, pero se espera que a principios del 2017 ya se pueda conseguir en nuestro país. Aquí un video de cómo funciona:


Ver también:

Reacciona
Comparte
Publicidad