Belleza

Alicia Keys: "No me voy a ocultar más" #NoMakeUp

La artista abandera el movimiento #NoMakeUp. Así se divide la Guerra civil entre las defensoras del maquillaje y sus oponentes.
3 Jun 2016 – 2:59 PM EDT

En una sincera carta, Alicia Keys ha denunciado la tiranía del maquillaje y se ha unido al movimiento #NoMakeUp, una tendencia que está cogiendo fuerza entre las redes sociales. En Instagram, el hashtag cuenta con más de 12 millones de publicaciones, y tras las declaraciones de Keys, el número de fotografías se ha multiplicado en tan sólo unas horas.

La decisión de Keys llegó tras una sesión de fotos, donde la fotógrafa le pidió que posara tal y como había llegado al estudio, en su ropa del gym y sin maquillaje. Al principio la artista tuvo sus dudas, pero aceptó. En el momento que vio el resultado de las fotos se dio cuenta del poder que tenían las imágenes por su naturalidad, y se ha convertido en la última activista anti-maquillaje.

Pero, ¿es una mujer menos feminista si lleva maquillaje? Qué es mejor, ¿llevar maquillaje o no? ¿Qué defiende cada postura?

Postura 1 - #NoMakeUp: No someter a la mujer a presiones ni ideales inalcanzables

"Todo esto es muy frustrante y rematadamente imposible," dice Keys en el texto.

Los medios de comunicación bombardean con tratamientos antiedad, dietas peligrosas para la salud, y estándares de belleza imposibles, que inculcan a las mujeres desde jóvenes unas convicciones dañinas para su autoestima. Sí, todas tenemos la capacidad de tomar decisiones y elegir cómo llevar nuestras vidas –al menos en países democráticos–, pero la exposición a este tipo de mensajes desde la infancia nubla el juicio.



Whisper, la aplicación donde los usuarios comparten confesiones, muestra las ramificaciones del movimiento. - Vía Whisper.com

"Empecé, más que nunca, a transformarme en un camaleón. Sin ser nunca yo misma completamente, y cambiando siempre para que todos ellos me aceptaran," expresa Alicia Keys en su carta.

Muchas feministas adoptan esta idea, igual que el movimiento de no depilarse o no llevar sujetador, conceptos que son percibidos como símbolos de opresión tradicionalmente.



Las denuncias al abuso del Photoshop también son comunes dentro de esta postura. En 2012, una niña de 9 años inició una campaña en Change.Org para pedirle a la revista Seventeen, destinada a adolescentes, que dejara de utilizar la herramienta de retoque. Consiguió más de 80,000 firmas, y la publicación prohibió el Photoshop en sus páginas. Desde entonces, muchas marcas han lanzado campañas donde presumen de no usar Photoshop, y cada vez son más las celebrities que protestan cuando las retocan demasiado en las sesiones de fotos.

El deseo de Alicia Keys era "escucharme a mí misma, derribar todos los muros que había construido durante estos años, estar llena de propósitos, ¡ser yo misma!"

Postura 2 - Lleva maquillaje si quieres. No eres menos feminista por ello

Al final, la cuestión está en defender la libertad de la mujer para que tome sus propias decisiones y que la presión de grupo no lo impida. Igual de respetable es llevar maquillaje que no llevarlo.



El problema llega cuando llevar maquillaje se convierte en una obligación. Sucedió algo similar hace poco, cuando una empleada de PwC fue enviada a casa por no lucir tacones en su puesto de trabajo. Según las normas de la empresa, el dresscode para las mujeres requería llevar tacones. La noticia provocó una oleada de críticas, pues obligar a una persona a lucir ese tipo de zapatos, que pueden resultar dolorosos al final del día, es discriminatorio. Igual sería exigir llevar maquillaje a las mujeres, ¿por qué no a los hombres?

El maquillaje, utilizado como manera de someter a la mujer, puede provocar efectos negativos. Pero no significa que por maquillarse se estén traicionando los derechos.

Alicia Keys apunta al final de su carta: "Porque no quiero ocultarme más. Ni mi rostro, ni mi mente, mi alma, mis pensamientos, mis sueños o mis luchas, ni mi crecimiento emocional. Nada." Por un uso del maquillaje (o la ausencia de él) libre de normas.

También ve:


Publicidad