null: nullpx
Consejos de Limpieza

Cómo cuidar las prendas de satín

Publicado 20 Abr 2014 – 03:00 AM EDT | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

Muchas de nuestras prendas más delicadas como vestidos, bolsos y zapatos, generalmente están hechas de satín. El satín cuando no se cuida bien pierde el brillo o se deshilacha por el uso. En algunos casos cambia de color, así que te damos algunos consejos de cómo cuidar las prendas de satín.

Consejos para cuidar las prendas de satín

El primer concejo para cuidar las prendas de satín es tratar las manchas apenas aparecen, este paso es muy importante pues la mayoría de las fibras naturales se manchan permanentemente cuando no actuamos rápidamente. Así que lo primero es tratar la mancha con un quitamanchas adecuado a la tela. En el caso de manchas de sangre, es muy importante remojar la prenda con agua muy fría, en algunos casos con algo de hielo, así saldrá más fácilmente la sangre. Nunca hay que usar limpiadores con cloro, a menos que nuestro satín sea blanco y de tela sintética.

Si nuestro satín es de seda o acetato es mejor mandarlo lavar en seco, de este modo podremos cuidar el satín sin arriesgarnos a dañarlo. Si lo lavamos a mano o en lavadora, aun en ciclos delicados podríamos dañar las fibras y percudir la prenda. Por eso es mejor mandarlas lavar en seco o si las debemos lavar las prendas de satín nosotros no tallarlas.

Cuando debemos lavar un vestido o prenda de satín que no sea de seda o acetato, debemos de darle la vuelta para poderlo lavar sin dañar las fibras. Usaremos un detergente muy suave o para ropa delicada y agua fría o tibia como máximo. Si usamos lavadora debe ser en el ciclo más delicado y sin otras prendas gruesas o ásperas que la lastimen.

Recomendaciones para cuidar el satín después del lavado

Una vez que lavemos nuestras prendas de satín es mejor que las dejemos secar al aire libre. Primero lo exprimiremos cuidadosamente usando una toalla limpia que no se despinte. Enrollaremos nuestra prenda en la toalla y exprimiremos el exceso de agua. También es aconsejable que si nuestro vestido es de color, no lo dejemos directamente bajo la luz solar pues se decolora. Dejar secar nuestras prendas al natural es lo mejor para cuidar el satín, pero en caso de usar secadora debe ser a temperatura tibia.

Solo debemos de planchar nuestras prendas de satín en caso muy necesario. No hay que poner la plancha directamente en la tela, es mejor usar la capa protectora que muchas planchas tienen incluida o usar una tela que resista el calor como un pañuelo o toalla delgada entre el satín y la plancha. Así la tela absorbe un poco del calor y no se decolora nuestro satín. Además la plancha para el satín debe estar a temperatura baja.

Otro consejo para cuidar el satín, es no exponerlo al calor directo, así que hay que guardarlo lejos de radiadores y calefacciones. También las chimeneas pueden decolorar el satín. La luz solar que entra por las ventanas también decolora las prendas. Así que para cuidar nuestro satín debe está en un lugar oscuro y fresco, lejos de humedad y polillas.

El satín es una tela muy bonita y colorida, pero también es muy frágil, por eso para no arruinarlo es bueno saber cómo cuidar las prendas de satín . Si se te dificultan los cuidados del satín blanco también necesitaras algunos consejos para quitar el color amarillo del satín blanco.

Reacciona
Comparte