null: nullpx
Consejos de Limpieza

10 errores que cometes al limpiar con lejía

Publicado 16 Sep 2014 – 01:00 PM EDT | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

Limpiar y desinfectar el hogar impide que las bacterias y gérmenes habiten tu casa, pero tienes que saber cómo utilizar los productos desinfectantes de la forma correcta. Hoy te diremos 10 errores al limpiar con lejía que probablemente cometes, alguno de los cuales te podría enviar directo al hospital. Presta atención, tu salud está en juego.

#1 Quitar el moho de superficies porosas

Usar lejía para quitar el moho de las superficies porosas es un error porque puede dañar el material, en particular si se trata de yeso, madera, o paneles aglomerados.

#2 No utilizar guantes

Dependiendo de lo concentrada que sea o esté la lejía, podría ocasionarte quemaduras, descamación e irritaciones en la piel, además de estropearte las manos.

#3 Inhalar el olor 

Es normal que al limpiar con lejía o hipoclorito éste desprenda un fuerte olor. El error es inhalar el olor porque puede ocasionarte irritación de las mucosas nasales, así como alergias, entre otras cosas. Lo mejor al limpiar con lejía es rebajarla con un poco de agua.

#4 Mezclar con otros productos

La tentación de mezclar productos como la lejía y el amoniaco para obtener un producto de mayor potencia limpiadora es grande; sin embargo, el hacerlo produce vapores muy tóxicos para las vías respiratorias.

#5 Combinar lejía con sustancias ácidas

Limpiar con lejía añadiendo a ésta la combinación de productos ácidos como el vinagre, lavavajillas, removedores u otros puede ser altamente peligroso para la salud.

#6 Utilizar más cantidad de la recomendada

Muchas personas añaden más cantidad de la recomendada creyendo que así obtendrán un mayor poder limpiador, cuando en realidad están exponiéndose a intoxicaciones u otros riesgos relacionados con el uso indebido.

#7 Dejar en remojo los vegetales

Dejar las verduras y frutas en remojo en agua con para que éstas queden libres de posibles gérmenes y bacterias, es muy perjudicial ya que la lejía nunca se elimina por completo. Este producto impregna los alimentos y aunque éstos se enjuaguen con abundante agua, no es suficiente para eliminar la sustancia, la cual luego será ingerida por quienes los consuman.

#8 Usar la lejía antes que los productos de limpieza

Comenzar la limpieza utilizando lejía es otro error. La lejía no limpia sino que desinfecta, por lo tanto, lo correcto es limpiar la superficie y luego desinfectarla.

#9 Usar lejía en ambientes cerrados

Cuando limpies con lejía debes hacerlo en sitios bien ventilados, de lo contrario se podría ver comprometida la salud de quienes allí se encuentren.

#10 No usar protección en los ojos

Si por el motivo que sea necesitas limpiar con lejía concentrada no dejes de utilizar gafas de seguridad. Una sola gota que salpicara tus ojos sería motivo suficiente como para que tengas que ir a urgencias.

Desinfectar el hogar es un tema serio, no se trata solo de echar unas cuantas gotas de lejía sobre las superficies. Descubre cuáles son otros errores peligrosos que cometes al desinfectar tu hogar para evitar cometerlos.

Reacciona
Comparte