El 'ABC' del peso durante el embarazo

¿Cómo hacer para tener un embarazo saludable y recuperar tu figura después de dar a luz? Los expertos te dan su asesoría.
19 Mar | 10:17 AM EDT

Cuando inicias un embarazo pasan dos cosas, o te aterra subir de peso porque puede que no vuelvas a recuperar tu figura o tu embarazo es la excusa perfecta para comer sin sentirte culpable porque “te estás alimentando por dos”. Lo cierto es que cualquiera de las dos ideas está equivocada y puede traer problemas a tu salud y a la de tu hijo.

No obstante, decir que existe una cantidad de libras ideal que toda futura mamá puede subir es un error.  Jackie Keller, autora de Body After Baby: The Simple 30-Day Plan to Lose Your Baby Weight opina que es casi imposible uniformar esta cifra en todas las mujeres embarazadas. Esto se debe a que en el peso saludable de una embarazada, lo que más influye es el estado físico previo al embarazo.

Según la doctora Kathleen Rasmussen, profesora de Cornell University y parte del comité del Instituto de Medicina de Estados Unidos, el principal problema radica en que más de la mitad de los embarazos en el país no son planeados, así que muchas mujeres tienen sobrepeso al momento de concebir y entonces es demasiado tarde para una dieta.

Cómo subir de peso según tu ritmo y estado de gestación

Debes saber que subir de peso durante el embarazo es inevitable y necesario para un crecimiento y desarrollo adecuado de tu bebé. Por ello, el Colegio Americano de Ginecólogos y Obstetras te recomienda una cantidad conveniente de libras que una mujer puede subir durante esta bella etapa sanamente y con responsabilidad, sin que esto comprometa la salud del feto ni la madre.

Como ya mencionamos, el peso previo al embarazo es un factor determinante que define la cantidad de libras que puedes subir, si tienes bajo peso, el aumento recomendado es de 28 a 40 libras; para un peso normal, de 25 a 35 libras; sobrepeso, 15 a 25 libras; y obesidad, hasta 15 libras. Como puedes darte cuenta, la cantidad es inversamente proporcional a tu peso, el cual debe estar monitoreado por un médico.

En esta cuestión también interviene el ritmo con el que subes estas libras. Para una madre con bajo peso, según su Índice de Masa Corporal (IMC), lo recomendable es subir entre cinco y seis libras o más, durante el primer trimestre. El resto de los meses la mujer debe aumentar de una a dos libras por semana. Esto, tratando de mantener un peso estable sin llegar al límite.

Las madres con un peso normal para su IMC deben subir entre 3 y 5 libras en el primer trimestre y, al igual que en el caso anterior, subir entre una y dos libras el resto de las semanas del embarazo. Lo mismo aplica para las mujeres con sobrepeso, sólo que ellas sólo pueden subir hasta una libra en el primer trimestre y el resto del embarazo están limitadas a aumentar una libra por semana.

Cuidar de tu peso en esta etapa no sólo te permite recuperar más fácilmente tu figura después de dar a luz, también a porta beneficios a la salud de ambos.

Para tu bebé:

  • Previene defectos congénitos cardiacos.
  • Previene la obesidad infantil que más adelante se puede presentar.
  • Previene un parto prematuro.

Para ti:

  • Reduce el riesgo de preclamsia.
  • Previene la diabetes gestacional.
  • Evita dolores de cintura, espalda y piernas.