Cómo promover el vínculo entre hermanos

El vínculo entre hermanos de distintos padres no siempre es un mar en calma.
Univision.com
28 Ene | 12:59 PM EST



Texto: Cintia Saporito
Padres solteros, segundas nupcias, matrimonios tradicionales... En materia de familia, ya no hay normas fijas ni estereotipos. Y así como variaron las parejas, lo hicieron, inevitablemente, los vínculos entre hermanos. Es que a los antiguos lazos de sangre, se les fueron agregando hermanos adoptivos, o retoños de la nueva relación de mamá o papá.
En un ambiente tan variado, estimular una buena relación entre los hermanos será clave para una convivencia armoniosa. Te contamos cómo lograrlo.

El trato de mamá y papá
Todos los hermanos, compartan o no a sus padres, deberían sentirse amados y tratados con igualdad, aseguró el Dr. Avidan Milevsky, profesor de psicología del desarrollo, de la Universidad Kutztown. Mientras que los hermanos biológicos y medios hermanos usualmente implican un proceso similar de crianza, y consistencia en el cuidado y la disciplina, con los hermanastros la cuestión cambia.

Las segundas nupcias suelen implicar el ‘ensamble’ de familias. Y con el encuentro de niños de diferentes padres, las dificultades entre ellos son una posibilidad. A veces, los nuevos hermanos se ven como extraños y se crean tensiones. También, en un intento por ganar el afecto del hijastro, los adultos podrían ser más permisivos, y despertar celos en los propios hijos.

Cómo promover vínculos positivos
Apunta estas claves que sugirió Raychelle Cassada Lohmann, miembro de la Asociación Americana de Counseling, en la revista Psychology Today.

Refuerza el respeto entre ellos, desde el inicio. No toleres comportamientos negativos o dañinos entre los hermanos.
Brinda a tus hijos oportunidades de compartir tiempo y actividades contigo. Está alerta a la rivalidad entre hermanos y, si ocurriese, córtala de raíz.
Evita mostrar favoritismos, pues es uno de los motivos más comunes de resentimiento entre los chicos.
Establece un tiempo para el encuentro familiar. Aprovéchenlo para hablar con libertad, tanto de las diferencias como de los motivos de celebración.
Promueve la comunicación entre ellos. Enséñales a negociar, a comprometerse y a hallar soluciones a sus diferencias.
Anímalos a hacer cosas juntos, cuando vayan creciendo y comiencen a ser más independientes.