Entretenimiento

Un tribunal da la razón a Julián Gil sobre la prueba de ADN: "fue benéfica" para Matías

La Cuarta Sala Familiar del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México dictaminó que Julián Gil actuó en beneficio de su hijo con Marjorie de Sousa, Matías, cuando solicitó la prueba de paternidad, según la sentencia del día 13 de abril a la que tuvo acceso Univision Entretenimiento.

Julián Gil no solo es el padre de Matías, el hijo de Marjorie de Sousa, -tal y como demostró una prueba de ADN-, también actuó bien como garante de los derechos del niño cuando solicitó a los tribunales que se hiciera el test de paternidad para despejar las dudas sobre el progenitor del menor. Así lo dictaminó un tribunal en México el 13 de abril en un fallo al que tuvo acceso Univision Entretenimiento.

Esta sentencia de la Cuarta Sala Familiar del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México responde a una apelación del actor al fallo del 15 de febrero en el que se indicaba que Julián no había acreditado suficientemente su petición de nulidad de paternidad, acción legal para lograr la prueba de ADN, y que podría haber entendido como un intento de eliminar sus responsabilidades paternas con el niño.

De acuerdo con la conclusión de la apelación, dado que tanto Marjorie como Julián son actores y su vida está expuesta al público, y que públicamente se había cuestionado si realmente el actor era el padre del niño, la "prueba pericial en genética fue benéfica para el menor".


El fallo también desestimó el requerimiento de que Julián abonase al completo el coste de la prueba de ADN, que debe ser pagada en un 50% por cada progenitor. La cantidad total de ese procedimiento asciende a 910 dólares, cada una de las partes tiene que costear 455 dólares.