null: nullpx
Realeza

No solo es adorable: la princesa Charlotte es la niña más rentable de la realeza (te contamos por qué)

La hija del príncipe William y Kate Middleton es ya una 'influencer' y las marcas son muy conscientes de ello. Cada vez que se pone un vestido, algunas empresas se frotan las manos.
22 Jun 2018 – 11:36 AM EDT

Solo tiene tres años de edad, y sin embargo es una de las personalidades más influyentes del Reino Unido. La princesa Charlotte Elizabeth Diana parece haber heredado con creces el carisma de su abuela paterna, la princesa Diana, y de su bisabuela, la reina Isabel II. Algo que la convierte en una trendsetter capaz de convertir aquello que se pone en un gran negocio para el fabricante.

El impacto de la hija de los duques de Cambridge es sutil, pero tan efectivo como inconsciente (al menos por su parte). Sus adorables ocurrencias en la boda real de su tío el príncipe Harry y Meghan Markle, en la que fue damita junto con su hermano George y otros pequeños, fueron muy comentadas. También fue protagonista cuando acompañó a su papá al hospital St. Mary's (donde ella misma nació, el 2 de mayo de 2015) para conocer a su hermanito recién nacido Louis.

La princesa Charlotte cumple 3 años de ternura real 😍: de bebé a niña en 22 fotos

Loading
Cargando galería


La sensación de la boda


Según reportó la revista People, durante la boda de los duques de Sussex, la princesita se puso a cargo del cortejo nupcial y se tomó su responsabilidad muy en serio. “Fue muy dulce”, dijo un invitado a la boda. “Había una niña que se quería ir y ella le dijo: ‘ No, no te puedes ir todavía. Te tienes que esperar hasta que nos avisen’. Estaba muy organizada”.

Charlotte se veía encantadora con un diseño de Givenchy a juego con el de su nueva tía, la duquesa de Sussex, combinado con unos zapatitos de Aquazurra. La princesita entró a la capilla de San Jorge con todo el cortejo, tomada de la mano de las damitas, Zalie Warren y Florence van Cutsem, las ahijadas del príncipe Harry.


A mucha gente llamó la atención que a la salida de la iglesia, Charlotte no caminó con el resto del cortejo, pero había una razón importante para esto: como parte de la familia real, la princesa Charlotte y el príncipe George tuvieron que reunirse con sus padres, su abuelo y abuelastra -el príncipe de Gales y Camilla- y Doria Ragland, para despedir a los novios. Algo que llamó la atención, fue que Charlotte llamaba a gritos a Meghan desde la puerta de la capilla de San Jorge, poniéndose muy contenta cuando su flamante tía la saludó desde el carruaje antes de partir.

Tan buen comportamiento de los principitos y el resto del cortejo tuvo su recompensa: María Teresa Turrión, la 'nanny' de los hermanitos, originaria de Palencia, que también le ha enseñado a Charlotte a hablar español, estuvo a cargo de los niños durante la ceremonia y según relató la prensa inglesa, tenía varios ases bajo la manga. “María entretenía a las damitas más pequeñas con una muñeca de Peppa Pig y para que no hicieran ruido les daba caramelos Smarties, lo cual fue muy divertido”.

Charlotte, superestrella


Por supuesto, Charlotte se mantiene completamente ajena al furor que causa en medios y redes y lleva una existencia bastante ordinaria -si es que a vivir en un suntuoso apartamento en el palacio Kensington se le puede llamar 'ordinario'- al lado de sus padres y hermanos.

De acuerdo con lo que se ha publicado en People acerca de su personalidad, Charlotte es menos temperamental que su hermano George, que es propenso a hacer berrinches (como se vio en la boda de Pippa Middleton en 2017) y más carismática, si bien el semanario cita a Kate diciendo que " Charlotte es la que manda y es mucho más independiente". Vanity Fair confirmó esto, de boca de la propia Isabel II.

Igualita que su mami: Las veces que la princesa Charlotte combinó perfectamente con Kate Middleton

Loading
Cargando galería


También se sabe que Charlotte simpatiza con los animales, y en su casa tienen dos mascotas: 'Lupo', un cocker spaniel, y un hámster llamado Marvin , que según comentó la duquesa de Cambridge en un evento público, es su favorito (la mamá real también reveló que a Charlotte le gustan los caballos, aunque si se toma en cuenta que su bisabuela aunque tiene 92 años sigue montando, claramente lo que se hereda no se hurta).

Y si de heredar se trata, el carisma no es lo único que tiene de Diana: también tiene una afición que comparte con su célebre abuela. Charlotte también es muy aficionada a la danza.

En palabras de su papá, es una fashionista en ciernes: durante una visita oficial a Liverpool, el duque de Cambridge recibió tres mochilas para sus hijos. Las de los niños venían en azul y café, pero la de Charlotte fue hecha en piel teñida en rosa con su nombre en plateado. William agradeció a los artesanos que le entregaron los regalos: “ Charlotte va a estar obsesionada con esto, está obsesionada con el rosa, no voy a poder quitárselo”.

El efecto Charlotte


De acuerdo con lo que reporta la consultora de valuación y estrategia Brand Finance Group, la princesa 'vale' alrededor de 4,300 millones de dólares para la economía británica.


Eso es significativamente más que el príncipe George , que la firma dice que supone un activo de aproximadamente 3,200 millones de dólares: "Estas cifras son proyecciones de lo que los niños reales podrían traer a la economía del Reino Unido en el transcurso de sus vidas, asumiendo que seguirán teniendo el mismo efecto positivo", dijo al diario Insider el gerente de comunicaciones de Brand Finance, Sehr Sarwar, que agregó: "Muchos visitantes que vienen a Londres esperan ver a George y Charlotte en el balcón del palacio de Buckingham con sus padres".

"De manera similar, cuando se unen a sus padres reales en una visita al extranjero, como las visitas a Polonia y Alemania, por ejemplo, generan un interés increíble entre los medios y el público en general".

Se estima que el príncipe Louis, el nuevo bebé real de un mes de edad, agregará alrededor de 67 millones de dólares a la economía del Reino Unido antes de su primer cumpleaños, pero su contribución vitalicia no ha sido calculada.

"Los niños de la realeza tienen un impacto positivo en las ventas de marcas de ropa y juguetes en particular que usan o juegan", dijo el gerente general de Brand Finance, David Haigh. "En este sentido, tienen un efecto muy similar en las marcas como su madre , la duquesa de Cambridge, que tiene un verdadero toque de rey Midas: todo lo que toca se convierte en oro". Esto se vio, por ejemplo con el éxito que han tenido sus vestidos, agotándose en tiendas en línea.


Kate Middleton revienta internet con este vestido de 70 dólares (Meghan no es la única)

Loading
Cargando galería


La influencer


Desde su nacimiento, Charlotte ha sido una auténtica influencer de la moda. Una foto de la princesa cuando tenía solo 10 horas de vida la mostró envuelta en un chal blanco. Los creadores del chal, G.H. Hurt & Sons, dijo que su sitio web recibió más de 100,000 visitas ese día, y todavía están ganando dinero, de acuerdo con Time.

A menudo se ve a Charlotte vistiendo ropa de la marca española de moda infantil M&H, según HuffPost, incluso en fotos tomadas cuando tenía seis meses: "La princesa Charlotte con dos de nuestros vestidos florales ha tenido un gran impacto en nuestra marca", dijo Margarita Pato, fundadora de la etiqueta, a The Telegraph en 2016. "Es especialmente importante para las marcas de tamaño mediano como nosotros, solo tenemos cinco tiendas en España".

El encanto de la princesa Charlotte: se agotó el vestido que lució al visitar a su nuevo hermano

Loading
Cargando galería


Ahora bien, la razón por la cual Charlotte 'vale' más que su hermano mayor, el príncipe George, es sencilla. "Esto es tan simple como el tamaño relativo de los mercados de moda masculina y femenina. El efecto Charlotte se sentirá en una gama mucho más amplia de productos y marcas o tipos de ropa que el de George, permitiendo un mayor alcance para la monetización de su marca y por lo tanto un valor más alto " reportó la edición inglesa de la revista Elle.

También te puede interesar:


Más contenido de tu interés