Realeza

La infanta Cristina se refugia en su familia política mientras su esposo sigue preso

En lugar de pasar el verano con su madre y su hermano el rey de España en Mallorca, la hija menor del rey Juan Carlos solo ha vacacionado con los padres de Iñaki Urdangarín.
17 Ago 2018 – 9:39 PM EDT

Fue el verano de 2011 el último que Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina veranearon en Mallorca junto al resto de la familia real española. En 2012, la infanta fue sola a la isla. Un año después, acudió con sus cuatro hijos. Desde entonces, no volvieron a pisar el palacio de Marivent.

El verano pasado, se les vio a Cristina y a su esposo Iñaki Urdangarín pasear más o menos relajados por la playa. La Audiencia Provincial de Palma ya había dictado sentencia condenatoria contra él. Sin embargo, había absuelto a la infanta. Ahora él está en la cárcel y ella se ha refugiado este verano en los Urdangarin y sus paseos en Bidart (País vasco francés) se han vuelto más cabizbajos y solitarios.

Como casi nunca, Letizia y doña Sofía son vistas (con las niñas) paseando tranquilas por un mercado

Loading
Cargando galería


Primero pasó el mes de julio en Estados Unidos, para recorrer con sus hijos durante 10 días los Grandes Lagos (Michigan) guiados por la hermana de Urdangarin, Cristina, quien vive en Minnesota.

No hubo, por supuesto, ningún tipo de información que apuntara a que había visitado a Iñaki en la cárcel de Brieva. Las veces que esto ocurre es lejos de los ojos de las cámaras. Solo su primogénito, quien ya es mayor de edad, Juan Valentín, se presentó en solitario y abiertamente a visitar a su padre.


En Bidart, los Urdangarin-Borbón pasan más o menos desapercibidos. Sin duda, mucho más que si se encontraran en Mallorca junto a sus primos, sus tíos los reyes y su abuela la reina emérita. En Bidart disfrutan del surf, de la gastronomía de la zona y del relax de saberse menos observados en medio de la tempestad por la que atraviesa la familia real española, comprobando así que con Claire Libaert, su suegra, la infanta ha tenido el apoyo y afecto que no ha encontrado con su hermano Felipe VI y su cuñada, la reina Letizia, quien no ha ocultado su desagrado ante el escándalo.

También te puede interesar:


Más contenido de tu interés