Asesinatos

Su padre no la castigó por no tomarse la leche, se deshizo de su cadáver: la historia de Sherin Matthews

La niña de 3 años adoptada en la India Sherin Matthews fue reportada como desaparecida después de que su padre dijera que la había castigado por no tomarse la leche. Pero algo no encajaba. ¿Qué hacía la pequeña tomando leche a las 3 de la mañana?, ¿por qué movieron el carro de la familia a esas horas? Dos semanas después apareció el cuerpo de la niña y el padre confesó que se había ahogado.

DALLAS, Texas.- A las 8:12 am, dos policías fueron despachados a una residencia en un tranquilo vecindario de Richardson, en el norte de Texas. Habían sido alertados de la desaparición de una niña de 3 años, ocurrida en plena madrugada, cuando llevaba puesta una pijama de manga larga rosa y pantalón negro.


Cuando llegaron a la casa de ladrillos en la cuadra 900 de Sunningdale, el padre de Sherin Mathews les relató su primera versión de lo ocurrido el 7 de octubre: había castigado a la niña en un callejón, al lado de un árbol a unos 100 pasos de la casa de la familia, porque no quería tomarse la leche. Reconoció que por el área merodean coyotes.

Eran cerca de las 3:00 am cuando la dejó fuera y según él 15 minutos después la niña ya no estaba. En las horas que pasaron antes de notificar a las autoridades, se puso a lavar la ropa mientras esperaba a que la niña regresara o amaneciera, le aseguró el padre a la policía. La policía lo arrestó por poner a Sherin en peligro.

La policía de Richardson emitió ese sábado un Alerta Amber que desató una intensa búsqueda de más de dos semana en torno a la pequeña Sherin, la niña que de bebé fue abandonada en unos matorrales en la India y luego de ser adoptada terminó muerta en la desembocadura de un ducto de agua en Texas.


La búsqueda

El fin de semana que desapareció Sherin, decenas de vecinos salieron a las calles a buscarla. Eran tantos que en un momento dado hubo embotellamientos. Varios, al ser entrevistados por Noticias 23, pusieron en duda que un coyote se hubiese llevado a la niña.

Las autoridades locales, con apoyo del FBI, desplegaron drones y unidades caninas especializadas, sin éxito. “El tiempo es nuestro enemigo”, declaró entonces el vocero de la policía de Richardson, Kevin Perlich, a medios locales.

Pronto apareció un altar improvisado, con rezos y mensajes para la pequeña desaparecida quien, según lo que le dijeron sus padres a la policía, tenía problemas de desarrollo y dificultades de lenguaje. Dejaron una Biblia, lucecitas y peluches.


Pero las dudas en torno a la versión de Wesley Mathews, y su inusual castigo, crecieron cuando la policía reveló que la camioneta Acura de la familia había salido entre las 4:00 y las 5:00 am, poco después de la supuesta desaparición de la niña.

Mathews, quien según medios de la India es ingeniero, salió de prisión al lunes siguiente tras pagar una fianza de 250,000 dólares, con un monitor en el tobillo y sin su pasaporte.

A medida que los días pasaban, se empezaron a conocer más detalles de la vida de Sherin antes de que la trajeran a EEEUU, con la promesa rota de un futuro mejor.

De India a Texas

Babita Kumari, la directora del clausurado orfanato Madre Teresa que acogió a la niña cuando fue abandonada, asegura que tiene muchas preguntas sobre la muerte de Sherin, a quien llamaban Saraswati, como la diosa de la sabiduría.

El padre de la pequeña -quien pesaba 22 libras, menos del promedio para una niño de 3 años-- aseguró que Sherin estaba desnutrida y requería de una dieta especial. Por eso, la alimentaba en la madrugada. Pero Kumari le afirmó a la agencia AP que su testimonio no le convence.

“Mira las fotos de la niña. ¿Te parece que está desnutrida?”, dice.


Kumari la recuerda como una bebé alegre, que enternecía a todos en el orfanato, ubicado en Nalanda, en el este de la India.

“Nos encantaba su risa”, le dijo a la AP. “Era una niña inteligente”.

Los Mathews adoptaron a la niña en junio del año pasado. En una foto publicada en un medio local, aparece Wesley Mathews con Sherin en brazos, mientras su esposa Sini carga a la hija mayor de la pareja rodeados todos de funcionarios locales.

Cuando Mathews fue liberado de la cárcel a dos días de la desaparición de Sherin, el Servicio de Protección al menor de Texas (CPS) tomó custodia de la hija biológica de la pareja. La niña estará en un hogar temporal hasta al menos el 13 de noviembre, cuando se realizará una audiencia en una corte de Dallas.

Marissa Gonzales, vocera del Servicio de Protección al menos de Texas añadió un dato relevante al caso de Sherin: dijo que CPS ya tuvo “contacto” con los Mathews en el pasado, sin dar más detalles. Afirmó que están realizando una revisión a fondo del caso y emitirán un reporte cuando sea finalizado.

Ahogada en el garaje

El 22 de octubre, a alrededor de las 11:00 a.m., perros buscadores de cadáveres hallaron el cuerpo de una niña, a menos de media milla del árbol en el que supuestamente había desaparecido Sherin. Notificaron a sus padres y Sini Mathews les facilitó registros dentales que ayudaron al forense del condado de Dallas a identificar el cuerpo.

Sin embargo, antes de que se confirmara la identidad del cadáver, Wesley Mathews retornó a la estación de policía voluntariamente. Acompañado de su abogado, pidió hablar con detectives.


Salvo por el detalle de que la niña no quería tomarse la leche, Mathews, de 37 años, cambió su versión de lo sucedido por algo todavía más trágico: el padre asegura ahora que Sherin se ahogó luego de que la “asistiera físicamente” para que comiera en su garaje. La niña respiraba cada vez más lento, hasta que no sintió su pulso. Cuando pensó que Sherin estaba muerta, se deshizo del cuerpo, le dijo a la policía.

No se detalla si Wesley Mathews intentó auxiliar a la niña. Lo que anteriormente había dicho a la policía es que Sini Mathews, una enfermera, estaba supuestamente dormida esa madrugada.

El padre fue arrestado nuevamente, esta vez por hacerle daño a un menor, un delito grave por el que podría pasar el resto de sus días en prisión.

Sini Mathews no enfrenta cargos. En un comunicado enviado a medios, sus abogados aseguran que no tuvo nada que ver con la muerte de Sherin y pide privacidad, luego de que el destino de los restos de la niña causara controversia.

Se confirmó luego que el forense entregó el cuerpo a su madre. La familia enterró a la niña en un funeral privado esta semana. Mantendrán su sepultura en secreto “por razones de seguridad personal y amenazas de profanación”, señalaron los abogados Mitchell Nolte y Gregg Gibbs en nombre de Sini Mathews.

La policía no ha descartado presentar nuevos cargos o realizar más arrestos en el caso. Entretanto, residentes del norte de Texas acudieron al drenaje donde la policía recuperó el cuerpo de Sherin para despedirse de la niña que los cautivó y conmovió.

"Hay mucho dolor y pesar por esa criaturita", afirmó Lilian Maltés. "Una niña indefensa".

"Cómo le pueden hacer algo a una persona que no se puede defender", dijo por su parte, Rosa Corvera. "Si se ahogó con la leche, hubiese llamado a una ambulancia o alguien, no lo tenía que esconder o hacer algo con la bebé".

Con información de Marysol González y el equipo de Noticias 23.