null: nullpx
A Bordo

Prueba: Lamborghini Aventador SVJ Roadster 2020 - EL Toro mas Bravo

Tuvimos oportunidad de conocer intimamente al Lamborghini Aventador SVJ Roadster, no solo uno de los carros mas rápidos, sofisticados y costosos en el mundo.
24 Abr 2020 – 03:10 PM EDT

Historia:
Con el Aventador, Lamborghini mantiene la tradición de usar nombres de legendarios toros de lidia para sus modelos. En este caso fue uno asesinado en Zaragoza por el matador Emilio Muñoz en 1993.

Aparentemente el toro no se la hizo fácil a Muñoz porque Aventador fue galardonado con el ‘Trofeo de la Peña La Madroñera’. Un honor que solo reciben los toros más bravos y es entregado por el único club de corridas de toro femenino en Zaragoza. Una pena que no estuviera vivo para recibirlo como paso con ‘Murciélago’, al cual le perdonaron la vida a pedido del público después de recibir 24 estocadas.

Otra de las características que decidieron mantener fue el motor V12 central naturalmente aspirado montado longitudinalmente. Esta configuración arrancó con el Countach, continuó con el Diablo y el Murciélago.

El Aventador hiso su debut público el 28 de febrero de 2011 durante el Motor Show de Ginebra, reemplazando al ya anticuado Lamborghini Murciélago. La primera versión (LP700-4) apareció con un motor de 700 hp, aumentando la potencia en 8% y por otro lado disminuyendo las emisiones en 20%.

Lamborghini Aventador SVJ Roadster 2020

Loading
Cargando galería


Implementaron nuevas tecnologías incluyendo el monocasco de fibra de carbono, reduciendo el peso, y aumentando su rigidez y nivel de seguridad. Con 3,472lb (1,575 kg) de peso, prometía acelerar hasta 62 mph (100 km/h) en menos de 2.9 segundos y alcanzar 217mph (350 km/h) como velocidad máxima.

Tomando como referencia las 4,099 unidades construidas durante los 10 años de vida del Murciélago, Lamborghini planeaba inicialmente limitar al Aventador a solo 4,000 unidades. Pero debido a la gran demanda inicial ajustaron sus planes rápidamente, lanzando la versión Roadster en el 2012.

Luego, a principios del 2015 presentaron la versión ‘Superveloce’ con un V12 de 750 hp, 50 kilos más liviano, 0-100 km/h en 2.8 segundos y capaz de superar las + 217 mph (350 km/h).

Con un precio inicial de $400,000 en los Estados Unidos, para el 2016, ya había sobre pasado las 5,000 unidades vendidas.

En 2017 aparecieron las versiones coupe y roadster del Aventador S y en agosto del 2018 el Aventador SVJ (Super Veloce Jota) en agosto del 2018 durante Car Week en Monterey, California.
Este último capturo la atención de todo el mundo, porque en ese momento consiguió la vuelta más rápida en un carro de producción a las 12.8 millas (20.6 km) del Nürburgring en solo 6 minutos 44.97 segundos.

Aprovechando esa ola de cobertura en los medios, para el 2019 introdujeron la versión Roadster del SVJ.

Diseño:



Frente:
Por el frente es evidente que los diseñadores que trabajaron en el exterior del Aventador tomaron elementos del Reventón y Estoque concept.

El mundo aeronáutico fue otra fuente de inspiración para el Aventador SVJ específicamente un caza americano, el Lockheed Martin F-35 Lightning II. El primer lugar donde lo vemos es en la integración de sus enormes, tridimensionales y funcionales tomas de aire laterales hexagonales.

Sin incluir los espejos, el SVJ tiene un ancho de 82.6” (210 cm) y 44.72” (114 cm) de altura.

El enorme parabrisas se integra casi perfecto con su capo. Bajo de este descubrimos 5 pies cúbicos (140 litros) útiles de carga...siempre y cuando no esté ocupada por las dos hermosas piezas de fibra de carbono que componen el techo removible. Esta opción de US$5,600 puede ser alojada y aseguradas a través de un practico sistema de anclaje.

Sus faros mantienes el diseño y tecnología del SVJ coupé. Se apoya en tecnología LED y su diseño muestra elementos tipo joya. Este es el primer lugar donde vemos la “Y” recurrente, representando al avión visto desde arriba.

La línea en el medio del capo apunta hacia al clásico logo del toro en el frente, mientras que las laterales ayudan a definir los músculos de sus hombros. Estos desembocan en las dos aperturas rectangulares sobre su nariz.

Estas no solo son detalles que diferencian claramente al SVJ de los otros Aventador, sino que son parte del complejo sistema aerodinámico activo llamado ALA (‘Aerodinamica Lamborghini Attiva’).

El alerón frontal multinivel maximiza el área de contacto con el aire para hacer lo mismo con el apoyo sobre el eje delantero. Además, trae un motor eléctrico que reacciona en solo 500 milisegundos para abrir o cerrar los pequeños ‘flaps’ delanteros. Estos son parte del sistema ALA y administran el aire que atraviesa por debajo del carro dependiendo de las condiciones dinámicas por las que se encuentra el carro.

El frente del SVJ se encuentra a solo 4.45” (113mm) del piso, pero puede ser elevado hasta 6.1” (155mm) presionando un botón desde la cabina.

Lado:
Por el lado, el SVJ Roadster cuenta con un largo total de 194.6” (494 cm) y una distancia entre ejes de 106.3” (270 cm).

Mi unidad de pruebas cuenta con ruedas forjadas opcionales de US$5,200 con un dienio de 7 aspas y patrones en forma de “Y”. Por el frente usa de 20 pulgadas, forradas con neumáticos Pirelli PZero 255/30, sistema de frenos carbono cerámicos con rotores de 15.75” (400 mm) con 6 pistones.

Detrás de estas unas pequeñas aletas que sirven para estabilizar el aire. Este uno de esos detalles que fue concebido en las pistas de carrera y que ahora lo vemos con mayor frecuencia en carros de producción.

La parte posterior de sus espejos tienen forma de cuña, evidentemente para corta el aire optimizando su desempeño aerodinámico y rediciendo el ruido. Por otro lado, sus tallos no son tan largos como hemos visto en otros supercarros. En nuestra unidad de pruebas estos están recubiertos por una carcasa de fibra de carbono que representa un costo adicional de $2,800.

Por el lado encontramos otro elemento inspirado en el avión caza: La pieza lateral baja que se extiende hasta la enorme toma de aire lateral que distingue al Aventador de otros modelos de la marca.

Justo detrás vemos la bandera italiana, en la parte baja una placa con el nombre ‘Aventador SVJ’ y entre ellos, justo delante de la rueda posterior, un par de extractores que pueden pasar desapercibidos si no estas atento a los detalles.

Sobre los guardafangos posteriores encontramos múltiples tomas de aire… unas sobre las otras. Demostrando nuevamente el esfuerzo de Lamborghini en aprovechar al máximo el aire.

Por detrás las ruedas son de 21 pulgadas calzando neumáticos 355/25, rotores de 15” (380 mm) y cálipers con 4 pistones. ¡Ah! La pintura negra sobre las pinzas costo adicional de $1,400.



Atrás:
En su parte posterior, lo primero que destaca es el enorme cobertor para el motor fabricado en un compuesto de carbono. Este material no solo reduce el peso, sino que permite la fabricación de esta pieza TAN compleja.
Sobre ella vemos 4 extractores rectangulares en los flancos del polímero transparente que permite apreciar solo una parte del motor. Porque para descubrir el motor, no solo se necesita la llave especial para quitarle el pestillo, sino también de dos personas para sacarla sin riesgo a dañarla.

En cuanto a su diseño, destaca la enorme “Y” sobre la tapa, que como ya sabemos fue inspirada en el F35. Su alerón es fabricado en fibra de carbono que mantienen expuesta. Esta es parte importante del sistema ALA 2.0. no solo actuando como un alerón tradicional, pero sus canales internos permiten variar la turbulencia entre el lado izquierdo y derecho.

Este sistema, llamado ‘Aero Vectoring System’, actúa a través de una válvula de dos vías activada por medio de otro motor eléctrico que controla el flujo de aire dentro del alerón. En pocas palabras, mientras el carro atraviesa curvas, el sistema envía aire al lado que requiere menos ‘downforce’.

En las esquinas encontramos faros delgados y largos con un patrón de diseño consistente porque sus graficas están compuestas por tres “Y’s”.

En el centro el centro encontramos la firma ‘Lamborghini’ y debajo de ella los dos tubos de escape circulares centrales. Estos, como hemos visto en otros supercarros, ubicados lo mas arriba y cerca de la cabina posible para maximizar el desempeño del motor y para que los ocupantes disfruten al máximo de esta sinfonía italiana.

Por el lado enormes extractores consistentes en su diseño con las tomas de aire en el frente y en su parte baja el difusor super agresivo, ambos inspirados también en la industria aeronáutica.


Motor:
Su motor El SVJ Roadster trae un V12 en 60 grados naturalmente aspirado de 6.5 litros capaz de producir hasta 770 hp @8,500 rpm y 531 lb-pie @ 6,750 rpm.

La única transmisión disponible para el Aventador SVJ es la automática de 7 velocidades ISR (acrónimo de ‘Independent Shifting Rod’). Este tipo de transmisión fue introducida por Lamborghini en el 2010 asegurando que no solo era más liviana, pero 50% más rápida que las transmisiones de doble embrague en esa época.

Otro sistema importante de mencionar es el de tracción a las 4 ruedas que se apoya en la cuarta generación del sistema “Haldex”. El grupo Volkswagen incorporo este sistema por primera al 4MOTION vez en el Tiguan 1998.

El sistema destacando de los tradicionales por sus múltiples discos embrague y control electrónico. Los beneficios principales son la rápida transferencia de torque a las ruedas con mayor tracción independiente de la situación de las otras. La distribución de la fuerza entre los ejes es variable y depende de las condiciones, monitoreadas permanentemente a través de varias variables.

Otros sistemas presentes para mejorar el uso de este carro en la ciudad y en el circuito es el de dirección a las 4 ruedas LDS (Lamborghini Dynamic Steering). Este trabaja con el sistema LRS (Lamborghini Rear-wheel Steering) hace que las ruedas posteriores viren hasta 3 grados en sentido opuesto a las delanteras a baja velocidad y en el mismo sentido a alta velocidad.

Publicidad