publicidad
Imagen de Enrique Márquez Jr., quien el 14 de febrero de 2017 se declaró culpable de cooperar con los terroristas de San Bernardino

La cooperación de Márquez sobre tiroteo de California no lo eximirá de cargos

La cooperación de Márquez sobre tiroteo de California no lo eximirá de cargos

Los investigadores agradecen las confesiones del vecino de los atacantes de San Bernardino, pero igualmente podría ser objeto de duras condenas.

Imagen de Enrique Márquez Jr., quien el 14 de febrero de 2017 se...
Imagen de Enrique Márquez Jr., quien el 14 de febrero de 2017 se declaró culpable de cooperar con los terroristas de San Bernardino

Enrique Márquez, el vecino de la pareja responsable del tiroteo que hace doce días terminó con la vida de 14 personas en un centro de atención para personas con discapacidad de San Bernardino, California, está colaborando con la investigación del caso, pero su cooperación podría no eximirlo de una dura condena de acuerdo con los investigadores.

Márquez era vecino y amigo de la infancia de Syed Rizwan Farook de 28 años, el hombre que junto con su esposa Tashfeen Malik, de 29, han sido señalados como los autores de la masacre del pasado 2 de diciembre en el Regional Inland Center de San Bernardino.

Investigadores citados en artículos sobre el tema publicados este fin de semana tanto por el New York Times como por The Washington Post explicaron que Márquez, de 26 años, musulmán converso y casado con una cuñada de Farook, ha admitido que fue él quien compró los fusiles de asalto entre 2011 y 2012 con que se cometió el ataque, y que también participó en la planificación de un atentado frustrado hace tres años.

De acuerdo con el NYT, los investigadores advierten que la cooperación de Márquez podría llegar a ser muy perjudicial para su futuro, si se demuestra su implicación en delitos federales castigados con duras condenas.

Aunque las autoridades están agradecidos de la cooperación de Márquez, es muy probable que se le formulen cargos, dijeron investigadores al NYT.

Relacionado
Tiroteo en San Bernardino
Una semana tras el ataque en San Bernardino, ¿qué se sabe?
Repasamos lo que se sabe el ataque terrorista ocurrido en San Bernardino una semana después de la masacre


El diario The Washington Post indica que Márquez confesó al FBI su participación en un complot en 2012 para matar a estadounidenses en Afganistán, pero se asustó después de una operación antiterrorista en Riverside en la que fueron detenidos cuatro hombres que luego fueron declarados culpables y condenados a penas de cárcel.

Los agentes están investigando si estos cuatro hombres tuvieron contacto con Farook o con Márquez. Abogados involucrados en el caso dijeron al Post que no tenía conocimiento de una conexión directa entre los señalados y los convictos

Márquez aún no ha sido acusado de ningún delito y ha asegurado que ignoraba la planificación del ataque de San Bernardino. Pero su papel preocupa a los agentes antiterroristas que consideran que el sospechoso forma parte de un grupo de personas impresionables y sin simpatías obvias o conexiones con grupos terroristas, que pueden ser atraídos hacia la violencia.

Relacionado
Imagen de Enrique Márquez Jr., quien el 14 de febrero de 2017 se declaró...
Márquez se casó por dinero, según un amigo
Según un testimonio, Márquez habría cobrado entre 5,000 y 10,000 dólares por la boda


Se conoce que el joven latino trabajó de guardia de seguridad en un Walmart en Corona, fue vecino durante años de Syed Farook y compartía con él su afición por los automóviles.

Una compañera de clase del Riverside City College, Viviana Ramírez, describió a Márquez como una persona silenciosa y poco sociable que soñaba con alistarse en el Ejército.

"Le gusta jugar, le gusta reír, hacer burla. Más bien amigable, no es violento", comentó Ramírez.

"Nunca hablaba mal de nadie, tampoco hablaba de religión", indicó Ramírez que sí sabía que Márquez se había convertido al islam, aunque no tenía claras las razones que le llevaron a abrazar la fe musulmana.

publicidad

Después del ataque, se internó en un hospital psiquiátrico

Mientras, el sábado continuaron los funerales por las víctimas de la masacre. Cientos de personas llenaron una iglesia cerca del Little Saigon del condado de Orange para recordar a Tin Nguyen, de 31 años. El servicio, oficiado en vietnamita, se celebró en la iglesia católica de Santa Bárbara, en Santa Ana.


Lea: Silencio en el Walmart donde trabajó el hispano vinculado con el ataque en San Bernardino

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad